Reto superado… vamos a por más retos.

Este blog, tiene un objetivo, y es convertirse en fuente de información, no limitándose a replicar a otros. Es un objetivo difícil… pues generalmente el intercambio de mensajes favorece la «fama» del blog. Aun así, seguiremos intentando mejorar nuestra presencia en la red. Desde diciembre me plantee elevar el número de visitas. En diciembre, gracias a esta entrada se alcanzaron 1076 visitas (primera conlumna del gráfico), y el objetivo era ir aumentando cada mes hasta volver a alcanzar esa cifra. Llegamos a Junio con estos datos:

  • Enero, 415
  • Febrero, 573
  • Marzo 711
  • Abril 751
  • Mayo 865

(datos que facilita Stats de WordPress) El esfuerzo principal ha sido publicar con más frecuencia, y promocionarlo en diversas redes, además de un cambio de formato. Ahora, esta semana toca aumentar las visitas por Twitter, por lo que hemos programado varios mensajes. Esperemos que Junio nos permita aumentar el número de visitas.

Este modesto blog no deja de ser una contribución más, aunque minúscula respecto a otros blogueros, sin embargo, no cesa de ofrecerme una información real y de primera mano de como se mueven las redes sociales.

Código de buenas prácticas en la formación para el empleo. 1ª edición.

tumblr_n0hpv6uow11st5lhmo1_1280Código de 10 buenas prácticas para empresas que realizan formación para el empleo.

Principio básico: Tu función social es mejorar la empleabilidad, y con ello, contribuir a mejorar la sociedad. En la mayor parte de las ocasiones, la formación que realizas está financiada con el dinero de los trabajadores o con ayudas públicas. La formación es necesaria para el crecimiento económico.

1º Cuenta con el asesoramiento de profesionales de la formación. No es suficiente con saber, además hay que saber enseñar. Los docentes deben tener conocimientos pedagógicos suficientes o contar con el apoyo de los profesionales adecuados.

2º No uses enfoques orientados únicamente al lucro. Usa metodologías orientadas al aprendizaje. Enviar libros a distancia con el examen resuelto, o regalar una tablet con el único objetivo de conseguir alumnos son prácticas que pueden dar fruto a corto plazo. Sin embargo a largo plazo sólo consiguen desprestigiar a tu sector en general, y a tu organización en particular. Las actividades formativas deben ir orientadas a facilitar el aprendizaje (principio básico). Es lícito que te lucres en ello, pero no es lícito que estafes. Si no facilitas el aprendizaje, pero si regalas una tablet, estás estafando.

3º Estima la duración de las acciones correctamente. En especial en modalidad no presenciales. En líneas generales hay generosidad en la asignación de horas para un curso, sin embargo, en otras ocasiones esta generosidad se convierte en una herramienta para lograr mayores beneficios a cambio de nada (a más horas más ingresos). Cursos estimados en 50 horas, se pueden hacer en una quinta parte del tiempo.

4º Actualiza los contenidos. La formación continua es muy efímera. Busca contenidos que puedan ser flexibles a los cambios.

5º A veces, en función del sistema en el que esté enmarcada la formación, si un alumno no supera la acción formativa no se recibe incentivo económico. Esto puede llevarnos a que los requisitos para superar una acción formativa sean mínimos, puesto que a mayor número de aprobados, mayores ingresos. Debes preocuparte por buscar medios para reducir el número de alumnos no aprobados (cursos atractivos, participativos, amenos, útiles, etc) y evitar usar estrategias no lícitas para aprobar a los alumnos. Un profesional te puede ayudar. Las evaluaciones no sólo se limitan a exámenes.

6º Las ratios establecidas generalmente son razonables, y parten de enfoque pedagógico para alcanzar una formación de calidad. Sobrepasar estas ratios incide directamente en un descenso de la calidad de los cursos. Utiliza diversos perfiles para mantener ratios razonables (expertos, tutores, animadores, docentes, dinamizadores, etc.)

7º Cuando propongas cursos a alumnos u organizaciones, atiende a las necesidades básicas de formación. Si consideras que un curso no es adecuado para los alumnos, comunícalo al alumno o a la organización. Esta acción demostrará tu profesionalidad.

8º Realiza continuas revisiones de los contenidos de tus cursos. Conoce la opinión de tus clientes (ya sean alumnos u organizaciones) mediante mecanismos de retroalimentación sobre el curso (encuestas, entrevistas, cuestionarios, etc.). Estas opiniones te ayudarán a mejorar tus productos y a ser más competitivo.

9º Debes tener presente al aprendizaje colaborativo. En ocasiones, en los cursos tendrás un grupo de profesionales, que además de aprender pueden aportar mucho. Utiliza esos recursos en beneficio propio, y en beneficio de los propios alumnos. Los modelos de enseñanza actualmente son más multidireccionales.

10º Diseña cursos que se acerquen todo lo posible a la realidad. El desarrollo de casos prácticos, simulaciones, resolución de problemas, etc. favorece el interés de los alumnos, y mejora el aprendizaje. Huye de los cursos que se limitan a lecturas de aburridos textos y exámenes insulsos.

 

Url de la imagen: http://24.media.tumblr.com/9f2c7efc01c8a6a59bbcd9547f0e5fcd/tumblr_n0hpv6uow11st5lhmo1_1280.jpg

Imagen By Francisco Casero

Imágenes para usar en contenidos formativos. Sin cortapisas.

3886055392_c7760f9f09
Imagen de @superamit (https://farm3.staticflickr.com/2633/3886055392_c7760f9f09.jpg)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La imagen es un recurso con gran potencial. La usamos a menudo, en ocasiones con carácter estrictamente didáctico, o sencillamente para que el contenido más atractivo, o más visual.

Nota informativa: Casi todas las imágenes que verás a continuación están disponibles libremente. Al final del post tienes la dirección.

¿Cómo conseguir esas imágenes? En agosto de 2011 http://epedagogia.es/?p=125 ya añadíamos algunas notas al respecto, pero la situación ha cambiado, y desde nuestra perspectiva a mejor: tanto por el número de imágenes, como por la estructuración de las licencias, por las posibilidades de usar imágenes sin coste adicional, etc. En este post intentaremos ofrecerte algunas pistas.

1º NO TODAS LAS IMÁGENES LAS PODEMOS USAR LIBREMENTE.

Muchas imágenes de las que usamos tiene copyright. Las usamos en ocasiones por desconocimiento del funcionamiento de las licencias, en otras por desconocimiento de la licencia que tiene asignada cada imagen. Aunque las denuncias no son muy frecuentes las denuncias por el uso fraudulento de las imágenes, debemos conocer cuales podemos usar, como usarlas, las condiciones de uso, etc. Además debemos ser respetuosos con la propiedad intelectual.  Por ejemplo, si una imagen tiene Copyright, no podemos usarla sin el consentimiento de su propietario. Si tiene alguna licencia que permita su uso, debemos usarlas pero respetando las condiciones. Por ejemplo, indicando el nombre del autor, conociendo si podemos generar obras derivadas, o si podemos o no venderlas u obtener beneficios directa o indirectamente. Si por ejemplo acudimos a licencias Creative Commons, como mínimo debemos nombrar al autor, y tendremos una idea clara de cuales son las limitaciones de la imagen. Si quieres más información puedes visitar estas entradas del blog: (http://epedagogia.es/?p=214http://epedagogia.es/?p=132, y http://epedagogia.es/?p=310 ).

2º PODEMOS TERMINAR PAGANDO IMÁGENES QUE SON INICIALMENTE LIBRES.

Hay grandes repositorios de imágenes. Entre ellos destacan Flickr, pues en su buscador avanzado podemos filtrar por tipos de licencia, o incluso podemos acudir a una colección de búsqueda de imágenes (y otros recursos) en Creative Commons. Google también permite búsquedas, pero NO tiene una catalogación de las imágenes tan clara como Flickr.

Ejemplo de imagen con licencia Creative Commons de Flickr.

Imagen de Zoriah (https://www.flickr.com/photos/zoriah/7972392424/sizes/m/in/photostream/)

Sin embargo, si el autor de una imagen no añade la atribución de No Comercial (la explotación de la obra queda limitada a usos no comerciales), podemos usar esa imagen para venderla o negociar con ella. El resultado, es que podemos terminar comprando imágenes que en un principio su autor catalogó como libres (pero sin añadir la atribución de No comercial). Así, que a veces, merece la pena bucear en la red.

3º TAMBIÉN PODEMOS USAR IMÁGENES LIBRES PARA PROMOCIONAR IMÁGENES CON COPYRIGHT.

Esta es una de las estrategias más frecuentes por numerosas páginas que son grandes repositorios de imágenes. A veces nos venden las imágenes que pueden tener licencia Creative Commons, pero no ha limitado su venta, y en otras ocasiones, aprovechan una selección de imágenes libres, en ocasiones estratégicamente seleccionadas, para promocionar sus imágenes de pago.

Existen números ejemplos.

  • http://www.shutterstock.com
  • http://www.istockphoto.com
  • http://www.freedigitalphotos.net
  • http://www.gettyimages.es

Es razonable que compremos imágenes si las necesitamos, o que contratemos a un profesional para realizarlas, pero no es tan razonable que terminemos pagando por imágenes que un inicio fueron aportadas con licencia abierta para su uso no lucrativo.

4º PODEMOS DESCUBRIR SI UNA IMAGEN TIENE COPYRIGHT

Esta web http://www.tineye.com puede ser un inicio. Podemos experimentar buscando imágenes en otros lugares, y testeando con esta aplicación si la imagen puede ser utilizada y bajo que criterios.

5º NO ES DIFÍCIL ENCONTRAR IMÁGENES DE CALIDAD Y LIBRES, ESPECIALMENTE PARA CONTENIDOS.

¿Te estarás preguntando de donde hemos obtenido estas imágenes? Con esta página tendrás un claro ejemplo de que la web es un océano por descubrir: http://unsplash.com Aunque no contiene una estructura buena, las imágenes son de excelente calidad y libres para usar. Es una web realmente reciente (en mayo ha cumplido un año), pero que nos permite disponer de imágenes de excelente calidad.

CONCLUSIONES

Flickr es mi mejor recomendación. No sólo por la facilidad de uso, y la correcta distribución de las licencias, sino que además dispone una amplia variedad de imágenes de calidad. Google, aun deja mucho que desear. Funciona mejor como buscador que como repositorio, y las opciones no son tan claras.

Y PARA TERMINAR….¿QUE PASA CON LAS IMÁGENES QUE TU GENERAS?

Es un tema complejo, en especial si realizamos fotos a otras personas, o a imágenes con licencia. Pero si tienes que tener algo claro es lo siguiente: todas las imágenes que realices, son tuyas, y tienen Copyright por defecto. Así que te invito a que las compartas, y lo hagas libremente y ajustándote a las normas de Creative Commons. Aquí tienes una explicación clara de como hacerlo: http://es.creativecommons.org/blog/licencias/

Gracias por tu atención.

Images, CopyRight, Copyleft

Cuando las TIC son el medio y no el fin. Trabajos de pedagogía laboral.

En muchas ocasiones, leo en los trabajos de mis alumnos que tenemos que ser creativos, innovadores y una larga lista de conceptos muy populares en nuestra jerga pedagógica. Sin embargo, el problema es que toda esa retahíla esta reflejada en un PDF de carácter casi exclusivamente textual, orientado a mostrar lo que el profesor quiere que aprendas, no lo que realmente has aprendido. A mostrar lo que como alumno consideras que el profesor te evaluará con una nota alta, no lo que realmente eres capaz de hacer como alumno.

Invito a mis alumnos a que presenten sus trabajos en el formato que deseen.  En la actualidad tenemos múltiples opciones… y no es el objetivo de la asignatura «Pedagogía Laboral» valorar el «medio TIC» en el que se presente la asignatura, pero si es recomendable disponer de un mayor abanico de opciones de presentación. Cuantas más herramientas conozcan, más opciones de expresión tendrán. Incentivo a los alumnos a acercarse a las TIC pero sin ser el fin, sólo el medio.

Dewey a principios del siglo XX hacía una crítica al método de enseñanza tradicional. Consideraba que los alumnos se orientaban más a satisfacer las exigencias particulares del maestro en lugar de adquirir instrumentos y conocimiento. Esta crítica aun está aun muy presente, y repercute negativamente en el aprendizaje.

Sin embargo, poco a poco, muchos alumnos no sólo se atreven a presentar trabajos más creativos, sino que además, recientemente, algunos de los trabajos son publicados directamente en la web, y mi labor es acudir a ellos y evaluarlos, pero además están a disposición de cualquiera que quiera consultarlos.

Añado algunos ejemplos de trabajos que están expuestos en la red. Si puedo asegurar algo, independientemente de la valoración del cada uno de los trabajo, los alumnos se sienten satisfechos con los trabajos realizados.

VÍDEOS:

Respecto al Módulo 2 (vídeo de agradecimiento a los ponentes de la mesa de debate):

 

 

BLOG.

Blog con enlace QR. La alumna inserta su reflexión en su blog personal.

http://9deabrilde2013.blogspot.com.es/2014/03/reflexiones-de-una-simple-pedagoga.html

Otra muestra. En este caso, la alumna, además reflexiona sobre la mesa redonda desarrollada:

http://lugar-inigualable.blogspot.com.es/2014/05/volando-hacia-la-pedagogia-laboral.html

Creación de un blog específico para la asignatura. http://pedagogiayempresas.blogspot.com.es

pedagogy training for teachers

La fragilidad del aprendizaje mercantilizado.

La formación continua era parte de la solución contra la crisis, sin embargo, ahora también parece que es parte del problema, pero desde hace años esta situación lleva tiempo siendo un secreto a voces. Recientemente publicaba uno de los detonantes: el peligroso incremento de la formación a distancia.

Pero mi entrada al blog es un grano respecto a una montaña. Hace escasamente un mes saltaba a la prensa el caso Aneri, centrado principalmente en Madrid. A raíz de este caso, algunos alumnos comentaban en clase de pedagogía laboral sus experiencias y las de otros: cursos a distancia con libro, examen, y respuestas al examen, que deja a voluntad del alumno si leer el contenido, o sencillamente contestar y ganar un título, cursos que te regalan una Tablet y el aprendizaje queda en último lugar, cursos que se convierten en una pantomima, incluso cuando trata de temas tan serios como la prevención de riesgos, y un largo etcétera de situaciones rocambolescas que dejan entrever dos situaciones:

–       La primera, que la formación está excesivamente mercantilizada,  convirtiéndose en una forma fácil y rápida de ganar dinero. Por supuesto que es lícito enriquecerse con la formación para el empleo, pero no es lícito regalar o crear títulos sin que implique a cambio aprendizaje, una mejora de las opciones de encontrar empleo, o de mejorar el que ya tienes.

–       La segunda afirmación está íntimamente ligada a la primera. No hay una profesionalización suficiente de la formación. Cualquiera puede decir que monta cursos, sin necesidad de formación pedagógica alguna… no digamos titulación. Se considera que para enseñar es suficiente con saber de la cuestión, y no es cierto, además de saber se necesita saber enseñar.

Si diseño un puente, requiero de un titulado que certifique que ese puente no se caerá, si estoy enfermo, la persona que me ofrecerá un tratamiento debe estar titulado, si inicio un proceso judicial, debo estar acompañado por letrados, cuando mi hijo asiste al colegio, su profesora debe estar titulada, si soy alumno de la Universidad, mis profesores requieren tener exigencias curriculares, además de una titulación. Sin embargo, si realizo un curso en formación para el empleo, no se exige titulación alguna. No hay un profesional específico, o mejor dicho, no se emplea al profesional específico. Por lo tanto, el aprendizaje queda en un segundo plano, y sólo tiene protagonismo enseñar, provoque o no aprendizaje.

Si el alumno se va contento con un título bajo el brazo y una Tablet, y los gestores del curso, se enriquecen lo suficiente ¿qué más da si el alumno a aprendido o no? Pero claro, la pregunta es ¿quién paga todo eso?

En la edición digital de El País, del día 15 de Abril, en el artículo publicado “Interior indaga un fraude en cursos de formación en Andalucía” se especifica:

“La mayoría de los interrogados hasta ahora son supuestos alumnos de los cursos de formación. Una de las irregularidades descubiertas en la investigación inicial se centra en cursos programados que ni siquiera llegaron a impartirse y que se habrían justificado rellenando listados con asistentes ficticios, aunque el nombre y apellidos de esos beneficiarios sí son reales.”

Volvemos a caer de nuevo en un error. Por supuesto que el alumno debe ser preguntado, pero no sería adecuado contar con un «peritaje» respecto al aprendizaje. Alguien que determine si se ha producido o no aprendizaje, si el curso ha tenido una utilidad real para el alumno y para la sociedad en su conjunto. Responder a estas preguntas nos podría llevar a una peligrosa conclusión: la utilidad de la formación en la actualidad. Así que nos conformamos con preguntar a los alumnos si se impartió o no el curso… pero que pasaría si preguntamos si han aprendido o no, si ha sido de provecho o no.  Hasta que no nos planteemos esa pregunta seriamente, la formación, en muchas ocasiones seguirá siendo un despilfarro más, independientemente de si los alumnos asisten o no.

Para terminar, cito el siguiente estudio:

«En general, la asociación entre esfuerzo formativo o cantidad de formación y empleabilidad arroja resultados dispares dependiendo de qué indicador de empleabilidad se adopte a la hora de buscar una asociación. Por tanto, globalmente, la hipótesis de partida sólo se confirma parcialmente. En primer lugar, la asociación más clara queda establecida en el grupo de trabajadores ocupados. En ellos, el esfuerzo formativo realizado contribuye a que asciendan o cambien sus funciones. Por consiguiente, en referencia a la dimensión organizacional de la empleabilidad, la hipótesis específicamente formulada se confirma. Sin embargo, al estudiar la asociación entre esfuerzo formativo y mantenimiento/consecución del empleo (en trabajadores ocupados y desempleados respectivamente), los datos no arrojan ninguna asociación significativa. En consecuencia, en el caso de la dimensión socioeconómica de la empleabilidad, la hipótesis queda claramente refutada.»

Ramírez-del-Río, Antonio & Garrido Casas, Jorgina (2011). Evaluación del impacto del esfuerzo formativo en la empleabilidad de los trabajadores en el contexto del modelo formativo tripartito español. RELIEVE, v. 17,  n. 2, art. 4.  http://www.uv.es/RELIEVE/v17n2/RELIEVEv17n2_4.htm


Pedagogía en empresas: profesionalización de la formación.

La empresa, en esencia, es un conjunto de personas orientadas a un fin común. Cada persona que compone la organización dispone de una formación inicial, que rápidamente queda arcaica. Es muy probable que las personas claves de la organización ya hayan dejado atrás muchos de sus conocimientos de origen y hayan construido nuevos conocimientos dentro de la organización que los hacen valiosos.

Este conocimiento, en ocasiones se hace complejo trasmitirlos a terceros, o desarrollarlos, o sencillamente convertirlos en los cimientos de nuevas ideas que permitan que la organización sea dinámica y tenga capacidad de enfrentarse a lo nuevos retos de cada día.

Por otra parte, el mercado oferta numerosas acciones formativas pero en la mayor parte de los casos, o son de baja calidad, y se intercambia el título por unos escasos conocimientos y una tablet, o son accesibles a todas las demás empresas.

La creación de acciones formativas de calidad, útiles para su organización, y si además exclusivas para su organización debe ser desarrollada por profesionales. No olvide que en la actualidad hay mucho conocimiento en la red, pero el conocimiento esencial que dibuja el perfil de una empresa, no está compartido. Es su señal de identidad, es lo que le diferencia de los demás, por lo tanto, debe estar bien organizado, debe ser transferible a otros miembros de su organización en función de sus necesidades, y además debe estar optimizado para obtener el mayor rendimiento posible de los recursos que se dedican a la formación.

Estas acciones formativas no son incompatibles con las acciones que se ofrecen en el mercado, especialmente acciones de calidad que generan aprendizaje. Es más, podemos añadir que son complementarias estableciéndose dos niveles. Por ejemplo, podemos escoger una acción formativa para aprender el uso de las hojas de cálculo. Las acciones genéricas introducen, o incluso profundizan en muchas de las funciones de esta herramienta, sin embargo, en cada organización se dará un uso exclusivo a las hojas de cálculo en función de las necesidades. El desarrollo de una acción específica debe ser diseñado desde dentro de la empresa. Tendremos por tanto dos niveles, el primero, la oferta pública, accesible a todos, y el segundo, el desarrollo de una acción formativa específica que atienda a la formación necesaria para el uso específico de las hojas de cálculo. La diferencia principal es que el primer nivel, generalmente está a nivel de todos en el mercado de la formación, y el segundo nivel debe ser diseñado específicamente para su organización, bien desde el departamento interno de formación en colaboración con otros departamentos, bien contratando el diseño de esta formación a otras empresas.

El ejemplo anterior, puede hacerse extensible a otras áreas, como por ejemplo, atención al cliente, uso específico de las TIC, PRL específico para la diversas actividades de la organización, informática de las aplicaciones internas de la empresa, y un largo etcétera que variará en función de las necesidades formativas de la organización.

Finalmente, la formación en la empresa, llega a convertirse en un sistema educativo a escala y contextualizado en un marco empresarial. Este micro sistema educativo, en ocasiones cuenta con más estudiantes/trabajadores que muchas facultades universitarias. Ya llevamos años conociendo el concepto de Universidad Corporativa. Este sistema de enseñanza aprendizaje, contiene acciones formativas que pueden ir desde acciones que facilitan la rápida incorporación a la actividad de la empresa de nuevos trabajadores, que influyen en sus posibilidades de promoción interna, acciones que hacen de filtro para seleccionar a los trabajadores con mayores capacidades para liderar proyectos, o como herramienta básica y esenciales para mantener o mejorar la competencias, y por tanto, la competitividad y sostenibilidad de la empresa.

Se añade, que la reciente implantación de la modalidad e-learning, y las continuas mejores de este sistema y aplicaciones orientadas a crear contenidos formativos, así como la proliferación de acciones dedicadas a formar a formadores internos, sitúan al pedagogo laboral en una posición privilegio en el mercado laboral.

La figura del pedagogo laboral no es de reciente creación, sin embargo, la especialización en el ámbito laboral si es reciente. Hace una década tan sólo las Facultades de Educación de Madrid y Barcelona contemplaban esta especialización. Después, en el año 2003, tan sólo 7 facultades de educación ofrecían este itinerario, y recientemente se ha implantado en la mayor parte de ellas, gracias a las modificaciones del Plan Bolonia. Desde luego, no hemos llegado el mejor momento. Tampoco hemos tenido el apoyo de muchos profesionales de la educación, que consideran que la empresa es el fin del desarrollo intelectual y profesional de una persona, o al menos han sido recelosos en contemplar la empresa como un espacio de desarrollo personal y profesional, a pesar, curiosamente de considerar de forma paralela que la persona se forma durante toda la vida, que hay formación de adultos. Parecía que la intervención pedagógica se limitaba en adultos a la obtención de títulos oficiales.

Pedagogía laboral… una dosis de realidad, y otra de motivación.

El pasado día 1, reuní a los dos grupos de la asignatura de pedagogía laboral, del grado de pedagogía de la Universidad de Málaga. Se organizó una mesa debate sobre pedagogía laboral. Los protagonistas fueron los ponentes, todos ellos pedagogos que realizan su labor en ámbitos empresariales.

La metodología de trabajo, aderezó el acto, permitiendo además una activa participación de todos… incluso permite la participación de quien nos lee. Además de crear un hashtag #3pedagogialab y permitir la participación en línea de los asistentes con los ponentes, se ha creado un documento de trabajo compartido en Google Drive que ponemos a vuestra disposición aquí.

En la parte inferior también puedes visualizar el documento.

El encuentro por tanto, tenía una doble intencionalidad, por una parte, acercar a los estudiantes a la realidad de la pedagogía laboral, y por la otra, hacer un uso real y eficiente de las TICS. Considero, tal y como se puede leer en el documento, que los objetivos se han cumplido.

Los pedagogos participantes, a quienes reitero mi agradecimiento, fueron una muestra de muchos profesionales de la pedagogía, que trabajan en ámbitos empresariales y que expresan una falta de apoyo aun latente desde el mismo ámbito pedagógico, excesivamente centrado en el ámbito escolar. Bien sea por la formación recibida en las facultades de educación, bien por la posición tradicional de muchos profesionales de la pedagogía que se niegan a aceptar la actuación de esta disciplina en otras ámbitos que no sean los educativos. (Más información aquí)

Agradezco a Esther Galicia, pedagoga y gerente de EDEA Learning, a Cristina Clavijo, pedagoga en Veiasa, a David Puente, pedagogo y gerente de Elearning Solutions, a Edu Vazquez y Marcelino Martel pedagogos Freelance, y fundadores de OjuLearning, a Diego Aguilar, pedagogo y asesor pedagógico de Enseñanza Virtual de la UMA, y a Miguel Ángel Suvires, pedagogo en Mainfor, así como hacer especial mención a Diego Aguilar, de Acción Elearning, que aunque ausente por motivos personales, mostró interés en participar. Por último, agradecer espacialmente la implicación de nuestra Vicedecana Ampara Civila, por su inestible ayuda para orgranizar el encuentro.

Ahora, únete a la inercia y deja algún comentario en el blog, o en #3pedagogialab

Documento:

Froebel, pedagogía y gamificación.

3456Hace unos días, escuché en Expoelearning a un ponente decir que los inicios de la «gamificación» se situaban hace unos 15 años. Concretamente que se inició con el uso de «aparatos» que a tiempo real, en modalidad presencial, ofrecían los resultados de una pregunta en una pantalla. De forma similar a los programas televisivos cazatalentos, donde el público del plató puntúa directamente. Según sus palabras, era el inicio más «antiguo» de la gamificación. Otros, ni tan siquiera marcaban algún origen, lo describían como una técnica que acababa de nacer: una nueva forma de aprender, aprender jugando.

No es mi intención con este comentario realizar una crítica (las ponencias fueron muy acertadas). Mi intención es colaborar, contribuir y ampliar.

Considero que la pedagogía puede contribuir. El juego pedagógico lleva siendo tratado desde hace unos ¿años? ¿siglos? ¿milenios? Pues si, desde hace como mínimo un par de milenios. Ya los griegos, iniciaron las olimpiadas, y establecieron el juego como competición con el fin de fortalecer a sus guerreros. Pero, lo se, el lector está pensando que eso es muy atrás. Vayamos a una época más reciente. Froebel, en el siglo XIX establece el juego como antesala del trabajo. Considera el juego como herramienta para aprender. Dedicará toda su vida a inventar juegos orientados a facilitar el aprendizaje. Después sus discípulos siguieron esta trayectoria, y en la actualidad, muchos de los juegos que vemos en las guardería y colegios son los originales de estos pedagogos, y otros muchos derivados, pero con mejoras tanto por las posibilidades que ofrecen los nuevos avances, como por una amplia bibliografía respecto al juego como herramienta de aprendizaje. Es importante añadir, además, que en su argumentario pedagógico estaba que el desarrollo del ser humano se produce en todos los niveles: infancia, niñez, pubertad, juventud y madurez… Lo decía en 1837.

Pero lo se… aun estamos dos siglos atrás, sin embargo, en estos dos siglos, se ha investigado mucho sobre los juegos, sobre su papel en el aprendizaje, sobre su aplicación en adultos, y un largo etcétera. Froebel solo fue el origen más reciente. Por eso, recomiendo acercarnos a la pedagogía cuando hablamos de e-learning, cuando hablamos de aprendizaje, y por supuesto cuando hablamos de la gamificación. En la pedagogía encontraremos una excelente base. Por ejemplo como inspiración, y como desarrollo de la tendencia actual hacía la gamificación.

Si queremos desarrollar la gamificación, como herramienta de aprendizaje debemos tener presente que no hemos inventado la pólvora. Que ya hay mucho desarrollado, y  considero que el mérito será adaptar todo lo aprendido a las TIC…que no es poco. Pero no partimos de cero, y eso es una ventaja que debemos saber aprovechar.

Para terminar… vamos a añadir una cita de Froebel:

La educación es el proceso mediante el cual una persona desarrolla el ser humano con todas sus fuerzas en completo y armonioso funcionamiento en relación con la naturaleza y la sociedad. Es, además, un proceso similar a aquel por el cual la humanidad en su conjunto se elevó originalmente por encima del animal y continúa desarrollándose hasta su nivel actual. Se trata del individuo, pero también de la evolución universal.

Pedagogía laboral…un “cuerpo extraño” en las Facultades de Educación.

Imagen de giulia.forsythe

La mayor parte de los profesionales de la educación estamos de acuerdo en estas dos afirmaciones. Primera afirmación, la educación, es un proceso que ocupa toda la vida de la persona. La segunda afirmación es que la capacidad de aprender tampoco de limita a una etapa.

Hemos establecido materias en nuestra facultad que tratan sobre la educación de adultos, estudiamos distintos métodos de aprendizaje y se establece que la educación está presente en practicamente todos los ámbitos, con clasificaciones como educación formal, no formal, e informal, o reglada y no reglada, etc.

Hasta aquí todo bien. Es más, si somos consecuentes, aunque cada vez se alarga más la educación inicial de la persona (etapa de educación obligatoria, formación profesional, universidad….), la etapa de la vida más amplia sigue siendo la laboral. Tanto en el sector público, como en el sector privado, la formación continua juega un papel fundamental en las posibilidades de promoción personal y profesional, siendo en muchas ocasiones imprescindible para mantener la competencia profesional.

Como resultado, más de la mitad de los pedagogos titulados terminan trabajando en el sector empresarial. Puede sorprender esta situación, pero los datos así lo demuestran. Es suficiente con consultar el Libro Blanco del Título de grado de pedagogía y educación social publicado por la ANECA. ¿Y que hemos hecho desde muchas Facultades de Educación? Hemos dado la espalda a esta realidad. En la Comunidad Autónoma a la que pertenezco, Andalucía, se ha retrasado su implantación casi hasta que ha sido inevitable. En Madrid llevan una larga trayectoria. En Barcelona también.

Ahora que ya está aquí, con los planes de Bolonia, parece que la pedagogía laboral es un «cuerpo extraño» en las Facultades de Educación. No es una sensación, ni tampoco una pataleta. El reflejo lo podemos ver en muchas áreas. Por ejemplo, existen serias dificultades para encontrar empresas donde los pedagogos puedan desarrollar su labor. Debemos iniciar una red de contactos en el ámbito empresarial. Otro ejemplo, cuando buscamos lecturas, el número es muy reducido respecto a otras áreas. Las Facultades han primado el acceso de profesores con experiencia en el ámbito escolar. Han premiado méritos escolares, y ahora, deben tener presente también los méritos en el ámbito empresarial.

Como pedagogo que trabaja en empresas desde hace más de una década, he vivido en primera persona miradas «raras» al decir en mi Facultad que trabajaba en una empresa. Actualmente esta misma facultad, debe formar a pedagogos para el ámbito laboral. En una de las ponderaciones de mi curriculum, uno de los departamentos, multiplicó por 0.10 mis méritos: diez años de experiencia en el sector empresarial multiplicados por 0.10 eran equivalentes a un año de experiencia en el ámbito escolar. Otros departamentos, lo valoraron de forma equitativa a otros profesionales de otros ámbitos. Desde mi posición, realizo una discreta llamada de atención a aquellas áreas de conocimiento con apellido escolar: deberán limitarse a su apellido, o ampliar su contexto, yo, por supuesto, les invito a ampliar su contexto. Tengamos en cuenta que el ámbito escolar también está cercano a la empresa… no hay más que ver a que ritmo quieren privatizar la educación aquí en España. Los colegios privados son empresas, muchos de ellos con un ambicioso ánimo de lucro.

¿Y tenemos alguna solución? Pues desde mi perspectiva la solución me la ofrecieron en repetidas ocasiones durante mi formación universitaria como pedagogo en la década de los 90. Es más, desde esa perspectiva me lleva a considerar como otra hipocresía más dejar el ámbito laboral a un lado. Cuando hablamos de pedagogía, hacemos referencia a trabajar con personas con dificultades de aprendizaje, a trabajar con colectivos desfavorecidos, con colectivos excluidos, etc. Creo que es parte de la belleza de nuestro trabajo. Si consideramos que uno de los males de nuestra sociedad es un encarnizado capitalismo, una orientación excesiva al ánimo de lucro, y uno de los problemas sociales radica en el ámbito empresarial ¿no nos debería llevar nuestra «filosofía» a preparar profesionales que puedan mejorar este ámbito empresarial tan precario? ¿hacerlo más democrático, más participativo? y no se asusten con lo que voy a decir:  y además hacerlo más productivo y rentable. ¿No es oportuno que seamos vehículo para que personas con poca cualificación puedan mejorar su  empleabilidad, su mejora personal y profesional?  Eso si, tengamos en cuenta que la mejora de los individuos pertenecientes a organización empresarial, da generalmente como resultado un mejora de la misma organización empresarial. Da como resultado una empresa más competitiva. Y ser competitivo, es, ni más ni menos que el resultado de la configuración de nuestro sistema de educación. Lo importante es como tratar esa competitividad para que no sea dañina, tanto en el sector educativo, como en el sector empresarial.

Si los profesionales de la Educación vamos a aproximarnos a este ámbito (y debemos hacerlo), tiene que ser desde una postura sincera, humilde, reconociendo que nos queda mucho por aprender y mucho por hacer. Vamos a un ejemplo más gráfico, y centrado en la realidad. Si tengo que escribir un artículo en una revista, y me solicitan al menos 3 referencias bibliográficas a esa misma revista, y esta no tiene publicado ni un sólo artículo del ámbito laboral, jamás se publicará un artículo en esa revista. A lo mejor es su intención, pero no es un buen inicio.

Además, el sector de la pedagogía laboral no sólo tendrá dificultades por la falta de referencias bibliográficas, sino que además, a diferencia del ámbito escolar, cada empresa o cada sector productivo tiene unas características determinadas, no existe la «alineación» del ámbito escolar sometido a una rica y extensa legislación nacional. También es destacable el hermetismo de las organizaciones empresariales a exponer públicamente su organización interna.

Recientemente he recibido de una prestigiosa revista, de las escasas que ha dedicado varios artículos a la pedagogía laboral,  dos críticas (por el sistema de evaluadores ciegos) sobre un mismo artículo. La primera dice literalmente: «Se dan opiniones o se comentan datos anecdóticos. El tratamiento dado al tema es superficial.», en el mismo apartado, indica el otro corrector «Totalmente fundamentado, actual y con aportaciones pertinentes y adecuadas». Siendo sinceros, me cuesta trabajo adaptar el artículo a las dos correcciones. ¿Qué solución aplicamos? ¿podemos considerarlo un síntoma más de la falta de acuerdo, de la juventud de esta área en la mayor parte de las Facultades de Educación?

Desde mi perspectiva, la apertura, la tolerancia, la pluralidad, la educación durante toda la vida, y otras muchas expresiones muy frecuentes en la facultades de educación me recuerdan a un chiste. Una persona de raza blanca le pregunta a otra «¿eres racista?». La otra persona contesta: «Ni mucho menos». La siguiente pregunta que le hacen es: «¿permitirías que tu hijo se casara con una persona de raza negra?», y  la respuesta vuelve a ser «Ni mucho menos. Pero una cosa no tiene que ver con la otra». Pues considero una situación similar cuando hablamos de pedagogía laboral muchos dicen no tengo nada en contra, pero cuando llega la realidad, descubres que los cambios son lentos, y generalmente provocan reacción.

La pedagogía laboral no es un cuerpo extraño. Es una extensión más de la evolución personal y profesional del individuo en una sociedad que cada vez exige más aprendizaje en menor tiempo, y durante toda la vida.

Firmado: un pedagogo, que desarrolla su profesión en el ámbito laboral.

Las plataformas e-learning han muerto… y los pedagogos no hemos ido al entierro.

No me he resistido a utilizar un título llamativo, populista, y extravagante que posiblemente sea capaz de captar la atención más de uno. Pero el objetivo de esta reflexión es otra muy distinta.

(Los paréntesis son utilizados «sólo» para traducir terminología pedagógica.)

Después de años de gestión de plataformas (sistemas de aprendizaje), de creación de cursos (procesos de enseñanza – aprendizaje), tutorías (acción tutorial), y formar a formadores de muchos ámbitos, esta apasionante mundo del e-learning (o teleformación, o aprendizaje on-line, etc.) no deja de sorprenderme… y la ausencia de profesionalidad… (profesionales de la formación y/o de los procesos de aprendizaje) tampoco.

Ahora, parece que las plataformas e-learning han muerto. Existe la idea de que no podemos adaptar el modelo de aprendizaje al campus virtual… sino que tenemos que adaptar el campus virtual al modelo de aprendizaje. Pero con que soltura hablamos de modelos de aprendizaje. Es cierto que Moodle, antes de la explosión de la Web 2.0 ya se situaba en el modelo de aprendizaje constructivista pero yo lo he usado como profesor de Universidad, como docente en empresas, como diseñador de acciones formativas, en acciones presenciales, semipresenciales, y virtuales, también en asignaturas universitarias, en acciones de formación continua (o formación para el empleo) en acciones de carácter privado, para estudiantes, para trabajadores, para desempleados, para alumnos con un alto nivel cultural y otros de bajo nivel cultural, y un largo etc. y no me he visto obligado en ningún caso a adaptarme al modelo constructivista. Es más, es adaptado las herramientas que he tenido a mi alcance a los objetivos de las acciones formativas, y a uno o varios modelos de aprendizaje.

Desde que inicié mi andadura profesional con Atutor hace más de 15 años pasando por campus como Moodle (y sus derivados), WebCt y su reencarnación en BlackBoard Learn, hasta otras opciones de diseño “exclusivo” he tenido claro que la calidad de la docencia y el modelo de aprendizaje poca dependencia tiene (o debería tener) con el campus. Me he cuidado de no ser ni “tecnofílico” ni “tecnofóbico”. Tiene más que ver con el los alumnos, los contenidos, los objetivos, la metodología didáctica, la evaluación, y un largo etc. de elementos de carácter pedagógico. Por supuesto, que a mayor conocimiento, a mayores medios, a mayores recursos, posiblemente mejor producto (o servicio). Pero el campus, y las herramientas internas o externas a este no dejan de ser herramientas que debemos adaptar al modelo de aprendizaje. Y desde mi punto de vista, y desde otros expertos de reconocido prestigio, tendemos a la “tecnofilia”.  No adaptamos los recursos existentes al modelo de aprendizaje, sino que supeditamos el modelo de aprendizaje a las modas tecnológicas… y eso es peligroso. Al final convertimos las acciones en un escaparate de virtudes tecnológicas de última generación, mientras el objetivo (que el alumno aprenda) queda en un tercer o cuarto lugar.

Y si el lector duda… vamos a realizar una pregunta: ¿cuántas novedades conoce en el ámbito del aprendizaje? ¿cuáles son las últimas novedades en teorías del aprendizaje? Y ahora, hágase la misma pregunta respecto a las últimas novedades tecnológicas. ¿No cree que debe existir un mayor equilibrio?  ¿No cree que si usamos sólo novedades tecnológicas tendemos a perder el norte?

Pienso a menudo en experiencias con excelentes profesores, que no sabían nada de nuevas tecnologías, pero con los que ha aprendido mucho, en contraposición con “excelentes” cursos de impresionante repertorio tecnológico y tutores virtuales del copia y pega mensajes para todos que no me han enseñado nada, donde para aumentar el beneficio, se amplían las ratios o incluso se contratan “teletutores” como si de telmarketing abuisivo se tratara.

Pongamos un ejemplo: la norma de calidad UNE 66181 no me dice que campus debo utilizar, ni que tecnologías, me dice que metas de carácter pedagógico debo alcanzar (y hasta que modelos de aprendizaje). Eso sí, en esta norma se hace un esfuerzo por evitar la «jerga pedagógica», y añadimos términos como factor de asimilación, y usamos términos pedagógicos (como la tutoría) cuando no nos queda más remedio.

Pero claro, entre que los pedagogos o profesionales de la formación, en ocasiones vemos este mundo desde lejos, muy desde lejos y además parece que nos sobra el trabajo… o los ámbitos de actuación (pues a este le hacemos poco caso… y al ámbito laboral también poco hcaemos poco caso). Por otra parte como la formación se mercantiliza a ritmos desorbitados, no paran de aparecer cursos, y creadores de cursos, y herramientas para crear cursos que desde mi punto de vista no hacen otra cosa que intentar paliar un gran defecto… y es la falta de pedagogía, en productos pedagógicos.

Con todos mis respetos no tengo interés en participar en un webinar al que recientemente he sido invitado para aprender en unas horas a crear un curso con éxito. También regalan un ebook de 13 páginas (contando portada pero con ausencia de bibliografía), que contiene un videotutorial, te recomiendan el uso de un software (por cierto de carácter genérico, no de creación de contenidos) y poco más. Todo un repertorio de tecnologías (webinar, ebook, videotutoriales, etc) pero sin nada de pedagogía.

En Junio de 2012, titulaba una entrada de la siguiente forma: “Cuanto más conozco las plataformas elearning, más consciente soy de su irrelevancia respecto a los procesos de enseñanza aprendizaje en e-learning”. No era mi intención predecir su muerte… es más su muerte considero que puede llegar a ser irrelevante. Mi intención era poner por encima el aprendizaje, y las herramientas como su apoyo. Sin embargo, una de las desventajas de tener cada vez herramientas más innovadoras es que su uso eclipsa su objetivo final cuando este es el aprendizaje.

¿No sabes que solución e-learning elegir? Este webinar te puede ayudar.

Imagen de eduevazquez.com.

¿Qué solución e-learning selecciono? La respuesta no suele ser fácil. Podemos buscar numerosos informes, en ingles, en castellano, con cuadros comparativos, etc. En líneas generales estos informes siempre llegan tarde. Cuando se terminan de confeccionar, ya han salido novedades al mercado. Suele ser fríos y distantes al establecer cuadros o comparaciones muy rígidas…a veces puede ser útil complementarlo escuchando a alguien que defienda su solución… y aquí tienes una opción. En este webinar, o vídeo conferencia, con fecha 19 de febrero de 2013

presentan ordenadamente, ajustándose a los tiempos, y de forma amena, 4 de las soluciones más extendidas en el mercado. Pero, tal vez, la parte más jugosa sea el debate final. En dicho debate se plantean numerosas cuestiones, y como no podía ser de otra forma, se marca la diferencia económica: BlackBoard Learn es de «pago» y el resto no lo son. No me atrevo a decir que el resto son de software libre, pues hasta Bb Learn está declinándose por políticas de código abierto, y otras soluciones lleván implícitos otros costes. Es más, alguno comenta en el foro, que en un futuro Bb Learn se adaptará a la ola de herramientas libres. Aun así, Bb Learn difícilmente podía salvar la situación, más aun con la crisis que nos azota. Bb learn, debe ofrecer mucho para superar a su competidoras. De todas formas, es mejor que te generes tu propia opinión…

  • BlackBoard
  • Sakai
  • Chamilo
  • Moodle

Destaca, desde luego, el impecable funcionamiento de Bb Collaborate. Importante, debes descargarte un fichero para visualizarlo. Haz clic aquí si quieres visualizarlo.

Mooc y aprendizaje colaborativo

7549370822_636e1260a2
Imagen creada por giulia.forsythe
http://www.flickr.com/photos/gforsythe/7549370822/

DEFINICIÓN

Un MOOC (del inglés Massive OnlineOpen Course) o CAEM (del español Curso Abierto En línea Masivo) es un sistema de cursos en línea donde puede inscribirse gente de todo el mundo (Espacio virtual). Algunas instituciones que ofrecen estos cursos cobran por los certificados de los cursos, pero nunca por el propio curso. Es abierto, no es como un aula virtual tradicional que posee contraseñas de acceso. Todos los MOOC son gratuitos.

Estas plataformas suelen estar asociadas a universidades y empresas. Los MOOC han creado grandes expectativas y oportunidades y están llamados a ser las herramientas más revolucionarias de la educación de las últimas (y de las próximas) décadas. Nada más y nada menos.

Para obtener la titulación a veces hay que pagar unas tasas por los trámites. En lo que respecta al sistema de evaluación, algunas plataformas como UniMOOC ofrecen la opción de examinarse. El mayor problema de evaluación es de carácter tecnológico. En este momento, Coursera trata de resolver el problema con un sistema de revisión entre alumnos (peer-to-peer grading system). Los alumnos pueden evaluar el trabajo de otros. El uso de este sistema de calificación está siendo complicado debido a problemas como la falta de respuestas, las respuestas carentes de aclaraciones, reciprocidad y feedback o el anonimato de los comentarios.

REQUISITOS

Para que la enseñanza a distancia pueda ser considerada MOOC debe cumplirlos siguientes requisitos:

  • Ser un curso : Debe contar con una estructura orientada al aprendizaje, que suele conllevar una serie de pruebas o de evaluaciones para acreditar el conocimiento adquirido.
  • Tener carácter masivo : El número de posibles matriculados es, en principio, ilimitado, o bien en una cantidad muy superior a la que podría contarse en un curso presencial. El alcance es global.
  • En línea : El curso es a distancia e Internet es el principal medio de comunicación. No requiere la asistencia a un aula.
  • Abierto : Los materiales son accesibles de forma gratuita en Internet. Ello no implica que puedan ser reutilizados en otros cursos (aunque en algunos casos sí que existe esa posibilidad).

HISTORIA

Si viajamos hasta el año 2007, podremos ver como este es el año en el que podría aparecer el primer MOOC. Podríamos considerar como padre a David Willey, que fue el primero que abrió un curso en el que podía participar quien quisiese. Participaron 5 alumnos presenciales y 50 on line de 8 países distintos. Sin embargo fue el año pasado, en 2012, cuando se expanden los MOOC.

El primer curso MOOC de éxito fue de «Inteligencia artificial» al que se apuntaron 16.000 personas. Sus autores, decidieron fundar una compañía llamada Udacity, a modo de plataforma que puede usar cualquier universidad para ofrecer cursos tipo MOOC.

VENTAJAS

  • La ventaja principal es , que como modalidad e-learning, está centrada en sus participantes, tiene grandes posibilidades de interacción entre ellos. Al ser totalmente abierto pueden acceder más personas, con lo cual, el intercambio será mayor.
  • Es un recurso de trabajo y aprendizaje colaborativo que se encuentra a caballo entre los PLE (Personal Learning Environment) y las muy conocidas Wikis.
  • Los MOOCs requieren de un trabajo colaborativo como las Wikis aunque precisan más el conocimiento a un tipo o estructura formativa (contenidos) como los cursos.

DESVENTAJAS

  • Las conversaciones simultáneas y masivas podrían sobrecargar a algunos estudiantes y generar ruido en la comunicación.
  • La descentralización de materiales de estudio y la invitación al recorrido libre podrían desorientar y desanimar a ciertos alumnos.
  • La gratuitidad, es analizada por algunos alumnos como una opción de formación que habilita menos compromiso con las consignas.

PÁGINAS DE INTERÉS

En algunas páginas como América Learning & Media se expone que muchos expertos rescatan que los MOOC permiten la globalización del alcance de la educación y una oportunidad invalorable para las personas,con acceso libre a contenidos

Explica claramente que son los MOCC, su función y su trayectoria:

 

· Los cursos COMA utilizan MOOC, para hacerlos online y gratis los que hemos encontrado son los siguientes:

https://unedcoma.es/

Página que donde se ofrencen un listado de cursos MOOC.(No son gratuitos):

http://www.floqq.com/home/?utm_expid=54528781-1&utm_referrer=http://www.floqq.com/home/

Página en la que se presentan varios cursos MOOC para la formación en la empresa:

http://www.tecnologiapyme.com/recursos/cuatro-cursos-mooc-para-la-formacion-en-la-empresa

Curso de la Universidad de Alicante, (curso sobre emprendedores en la red):

http://iei.ua.es/mooc-emprendimiento/

Todos los cursos existentes he de decir, la mayoría vienen en ingles… pero la misma página te ofrece otros que están en español. Os informa también,sobre los cursos disponibles :

http://www.mooc.es/

Otra página con cursos en español:

http://busco-mooc.blogspot.com.es/  Solo os tenéis que registrar.

Crypt4you es la primera iniciativa de un MOOC en español, nació en marzo del 2012 de la mano de los Doctores Jorge Ramió y Alfonso Muñoz. Se trata de un curso de criptografía para programadores y está respaldado por la Universidad Politécnica de Madrid.

En el siguiente enlace podéis encontrar más información sobre Crypt4you:

http://www.criptored.upm.es/crypt4you/portada.html

MOOC,¿una alternativa para la formación en la empresa?:

http://www.tecnologiapyme.com/recursos-humanos/mooc-una-alternativa-para-la-formacion-en-la-empresa

El fenómeno Mooc pone patas arriba la universidad:

http://www.expansion.com/2013/02/12/entorno/aula_abierta/1360657944.html

Alumnos de tercero de pedagogía. Asignatura Pedagogía laboral. Autora del resumen de intervenciones:  Jesica Vicente. Universidad de Málaga

Conferencia Lorenzo García Aretio

¿Que tiene de bueno la web 2.0? ¿Que ventajas? ¿Que inconvenientes? ¿que repercusiones pedagógicamente? El artículo vinculado en enlaces, es interesante. Este sería un breve resumen personal:

  • Artículo excelente. Partiendo de un análisis histórico de la educación a distancia, detallando numerosos estudios comparativos entre la educación “cara a cara”, y la educación a distancia, el autor llega a conclusiones que implican la educación a distancia actual, donde se incluye la modalidad elearning y b-learning. Se añade numerosas fuentes de interés, así como definiciones (como software social). Realiza un descripción de los problemas más actuales de la modalidad elarning, partiendo de la experiencia de la educación a distancia, y analizando como estos problemas son resuelto actualmente por software social, entre otros. Destaca la importancia del diseño pedagógico por encima de las tecnologías (o artefactos) que utilicemos.