Desde la desaparición de la formación a distancia en «Formación en las empresas» al «de cuerpo virtual presente».

En 2014, publicamos «Incremento de la modalidad a distancia: «miedo me da»«. El siguiente año (2015) fue el último año que se permitió seguir bonificando la modalidad a distancia… y que tengamos constancia, este modesto blog poca influencia tuvo en esa decisión 🙂

Se realizaba entonces una crítica a la metodología «…en la modalidad a distancia, se abusa de un exceso de confianza. Dicho de otra forma, es muy, muy frecuente, enviar al alumno un manual, un examen, y ¡las respuestas a dicho examen!. » 

Ahora toca realizar analizar qué pasó después y cómo ha evolucionado la situación. Advertimos que la información añadida a continuación refleja la actividad formativa «gestionada» por FUNDAE, pero no por ello es una información despreciable: hablamos de más de 4,4 millones de participantes formados en España en 2018 y más de 347.000 acciones formativas. Gracias a los datos ofrecidos por Fundae podemos realizar un análisis desde 2004 hasta el momento actual (puedes consultar la fuente aquí). Esta gráfica resume la distribución de modalidades de acciones formativas.

El color amarillo representa la formación a distancia que desaparece en 2016. ¿Qué ocurre después? Pues «casi» lo esperado. Aumenta la formación e-learning (azul claro) y la formación presencial (azul oscuro) pero la formación mixta, se reduce también drásticamente. Es fácil deducir que la formación mixta era un combinado de presencial más a distancia, y no lo esperado por algunos: b-learning (e-learning más presencial)

La formación e-elearning aumenta y todos reconocemos que pedagógicamente tiene grandes ventajas respecto a la tradicional formación «a distancia». Posiblemente hemos eliminado muchas «pillerías», pero seguimos fallando en lo básico (desde nuestra modesta opinión): la falta de pedagogía.

Este crecimiento de la modalidad e-learning o teleformación (este término siempre me recuerda a la televenta) va acompañado de las recomendaciones relacionadas con la modalidad teleformación. En 2016 en un intento de «control» sobre los recursos empleados por los estudiantes se «recomienda» que los alumnos cuenten al menos del 75% de las horas de estudio, que fácilmente se traslada a la modalidad e-learning como horas de conexión. Así de fácil, así de rápido.

No debemos sorprendernos ya que a veces la modalidad e-learning imita hasta tal punto a la modalidad presencial que imita hasta también lo malo. Por ejemplo, obligamos a los alumnos a que vengan a clase (me refiero por ejemplo a la universidad) aunque no atiendan, aunque el docente sea malo, muy malo y aunque todo se limite a estar «de cuerpo presente». No cuidamos la calidad pedagógica, pero si cuidamos que estén…me refiero corporalmente, pues si el docente lee literalmente unas diapositivas y la mente del alumno está en sitios muy lejanos no importa. ¿Cómo trasladado esto a la modalidad e-learning? Pues se nos ocurre que el indicador es el tiempo de conexión. En otras palabras: que el alumno esté, pero da igual el cómo. Aquí se añade la particularidad que el alumno suele hacer la formación e-learning desde casa.

i nos limitamos a cuidar sólo de la conexión dejando atrás la calidad pedagógica puede ocurrir que….

  • al controlar tiempos se desvanece una de las virtudes pedagógicas más importantes de la modalidad e-learning: la adaptación al estilo o al menos al ritmo de aprendizaje de cada persona. Si impera el tiempo de conexión todos somos obligamos a estar al menos el mismo tiempo «conectados».
  • si eres rápido, deberás estar conectado más tiempo repasando… o consultando foros o viendo el futbol, pero conectado (de cuerpo presente). Aquí las altas capacidades o aquellos que, mediante un curso certifican las competencias ya adquiridas no tiene lugar
  • tampoco se diferencia a aquellos que tienen dificultades de lecto-escritura o sencillamente les cuesta «relacionarse» con las TIC y dedican más tiempo.. y eso que hablamos de adultos en educación permanente o continua (aquellos que trabajen con ellos saben interpretar mis palabras)

En definitiva es utópico querer controlar el tiempo en e-learning, como es utópico pretender que las horas se asistencia en presencial se correpondan con horas de atención o con posteriores horas de estudio. Pero si el jefe (la administración) lo pide o recomienda… la solución es fácil y si existe alguna duda deberíamos estudiar la repentina relevancia que tomaron las herramientas de control de tiempo de algunas LMS, por ejemplo aquellas vinculadas a una de las más extendidas: Moodle. Aquí tenemos un ejemplo español.. ¿qué hacen? pues se limitan entre otras cosas a contabilizar registros aplicando diferentes variables… pero seamos sinceros, si yo en clase cara a cara no soy capaz de determinar que tiempo ha estado atento un alumno en una clase de 3 horas ¿cómo hacerlo mediante el PC del alumno cuando está en su casa? ¿No sería más fácil recomendar acciones formativas con criterios pedagógicos concretos como se pedían en la UNE 66181 o similares? ¿no sería más lógico buscar sistemas como los ECTS universitarios?

¿Qué podemos concluir? Lo primero y más importante es que aplaudimos la decisión de quitar la formación a distancia, lo segundo es que aunque se aplaudan los controles, estos deben ir dirigidos a mejorar la calidad pedagógica de las acciones formativas y esta calidad no pasa exclusivamente por saber cuanto tiempo está sentado alguien delante de un PC, como tampoco en presencial se corresponde con el tiempo que el alumno calienta la silla. Ahora que la modalidad e-learning ha tomado un papel protagonista vamos a cuidarla… no vaya a ser que termine como la modalidad a distancia.

IV Congreso de formación y trabajo: Empre-pedagogía. IV Congreso

Su nombre oficial ha sido: IV Congreso de formación y trabajo. Empre-pedagogía. Congreso Inter universitario de las Facultades de Educación de Granada y Málaga, pero para preservar la esencia de este evento seamos sinceros: llevamos mucho más de 4 años realizando esta actividad.  Hace algunos años decidimos bautizarla con el nombre de Congreso para ofrecer más formalidad al evento pero sin dejar atrás nuestros principios:

  • Gratuidad para asistentes
  • Espacios abiertos, dinámicos y que favorezcan los la interacción (evitamos salas de conferencias)
  • Acceso prioritario para alumnado de pedagogía del itinerario “empresas”
  • Priorizar la comunicación entre ponentes y asistentes
  • Facilitar las redes de contactos y posibilidades de negocio
  • Incentivar las posibilidades de empleo y colaboraciones
  • Ofrecer una primera oportunidad a conferenciantes noveles
Logo realizado por alumnos.

Siguiendo estos principios, vamos creciendo. Este año, además de las colaboraciones habituales desde Madrid, Sevilla, Córdoba, Valencia o Zaragoza entre otras provincias se ha sumado Granada. Se ha plantado una semilla que permitirá que las facultades de Educación  de Málaga y Granada colaboren en futuros eventos que favorezcan la empleabilidad de los pedagogos en otros ámbitos además del escolar.

Además hemos alcanzado otros logros. Aunque el inicio de sitúa en Málaga, la participación de profesionales de otras provincias este año ha sido «remunerada». No pienses que nos mueve el afán lucrativo, piensa que hasta hace poco los profesionales que han acudido a nuestro Congreso lo han hecho de forma altruista, desplazándose cientos de kilómetros, asumiendo los costes, y por fin, este año tenemos una modesta financiación institucional que ha permitido sufragar parte de los gastos.

Seguimos aglutinando todo en un solo día, pero no es fácil. El número de participantes cada convocatoria es mayor provocando que las comunicaciones tengan que ser breves y ágiles. Este año, el 14 de mayo fue el día elegido. El lugar de celebración es nuestro mejor aliado: edificio Rayo Verde, vinculado con el Parque tecnológico y la UMA, que alberga más de 30 empresas y ha sido premiado como “Mejor iniciativa en el ámbito de la Formación y el Emprendimiento”.

Este Congreso además de todo lo que contamos, tiene varios «trucos». Uno de ellos es que lo organizan los alumnos desde la asignatura que imparto: Pedagogía laboral y de las empresas (Pablo J. Sánchez Morales). Lo organizan casi todo: el diseño de logo, el título del Congreso, la recepción de ponentes, y los almuerzos o la happy hour final, todo coordinado por ex-alumnos con más experiencia. ¿Resultados de esta combinación? Uno de ellos es que todos (ponentes, organizadores y participantes) almorcemos pizzas (más de 40 este año), compartiendo información y risas.

Pizzas

Es posible que te preguntes ¿cómo tantos ponentes? ¿qué mueve a todos a venir y participar? Uno de los trucos es que estamos logrando una fantástica espiral que siempre crece. Los alumnos que participan como asistentes se les invita a asumir el compromiso futuro, cuando consigan incorporase al mercado laboral y crecer profesionalmente, algún año deberán volver como ponentes…. Y afortunadamente sucede cada año.

Pero vayamos a lo importante, vayamos a lo que hemos aprendido, a lo que hemos compartido.

Iniciamos el Congreso con la presentación de Beatriz Barón, pedagoga aventurera y valiente que actualmente ocupa el puesto de Coordinadora Académica en Windup School. A pesar de que no hace más de dos años que finalizó sus estudios de pedagogía  nos narra la importancia de la transformación digital en el mundo docente. Es un primer ejemplo de ex-alumna, que ha crecido y mucho como profesional, reconvertida a ponente… que además es probable que en breve cuente con otros apoyos del alumnado presente en el Congreso.

Beatriz Barón en acción.

A continuación Esther Galicia y Maríam Jímenez nos exponen las ventajas de su asociación Paideia y nos descubren nuevos nichos de empleo en pedagogía.

Extracto de la opinión de los alumnos sobre la asignatura de «Pedagogía Laboral y de las empresas» relacionado con el Congreso.

Este año por fin tenemos la suerte de poder contar con Vicen, pedagoga que que actualmente trabaja como Consultora Senior en Inteligencia Emocional y Habilidades en Remo reload emotions. Su conferencia ha sido una de las más aclamadas. La palabra “afortunadamente” resonó durante todo el Congreso, y posiblemente siga resonando en muchos de nosotros. Nos habló de algo esencial: la felicidad en las empresas.

Extracto de la opinión de los alumnos sobre la asignatura de «Pedagogía Laboral y de las empresas».

Seguidamente Álvaro de la Morena, inició la primera comunicación sobre pedagogía y deporte. Álvaro es Pedagogo Deportivo y experto en Resiliencia Deportiva y fundador de https://pedaresisport.wordpress.com/. Actualmente trabaja en Zaragoza es un habitual en nuestra citas: no ha faltado a ningún Congreso, y en cada uno de ellos nos ofrece diferentes experiencias, todas ellas muy enriquecedoras.

Alba López se incorpora con nosotros este año. Es Psicóloga deportiva y uno de los fichajes estrella de este año. Cada año tenemos la suerte de contar con colaboraciones de otros profesionales, y este año hemos tenido la suerte de contar con ella. Alba, además de trabajar en Unicaja Baloncesto como Psicóloga del club, ha escrito varios artículos para La opinión de Málaga y acumula experiencia desde la Rafa Nadal Academy. Ofreció una comunicación clara y directa: Creyendo y CREANDO que ha sido una de las más elogiadas en las posteriores sesiones de reflexión.

Extracto de la evaluación de un alumno sobre la asignatura «Pedagogía laboral y de las empresas»

A continuación llegó la representación granadina. En la Facultad de Educación de Granada es posible que no exista una orientación tan marcada de la pedagogía hacia la empresa como en Málaga, pero esta situación no impide (aunque posiblemente lo dificulte) que muchos pedagogos granadinos terminen desarrollando su labor en la empresa o creando sus propias empresas. Pero si todavía existe alguna duda, allí estaban Mónica Gómez Rodríguez presidenta de Agap Cecap Granada y Beatriz Estévez Estévez fundadora de Rube Servicios Pedagógicos para demostrarlo. No pudo existir mayor evidencia que ver a dos profesionales, pedagogas, mujeres y emprendedoras que además en un ejercicio de generosidad animaban a todos a romper mitos (esos que condicionan a los pedagogos exclusivamente a las escuelas) para instaurar la cultura del emprendimiento, de la aventura  pero en especial de situar a la pedagogía en Andalucía donde lleva años situada en Cataluña o Madrid o el resto de Europa. Dos ponencias prácticamente encadenadas: Seguro? Sí y ¡Si se puede! dejaron una profunda huella en los estudiantes de pedagogía.

Le seguía una de las ponencias más esperadas: la de Gabriela López,  (Presidenta de la Asociación Española de Factores Humanos en Aviación) denominada Pedagogía de Altos vuelos. Gabriela, además de ser una ponente habitual me atrevería a situarla como una pilar básico en estos Congresos. Desde aquel día que decidió acudir como asistente y nosotros abusando de su amabilidad le invitamos a que espontáneamente nos explicara  qué hacía una pedagoga entre pilotos, se ha convertido en un referente para muchos pedagogos andaluces. Su narración nos fascinó. Cada año le pedimos por favor que asista, y cada año vuelve convirtiendo su comunicación en la ponencia estrella. Este año, otra vez más ha sido una de las mejor valoradas.

Otro de los ejemplos destacados de la espiral que hemos logrado son las dos siguientes ponencias, todas ellas impartidas por alumnos que un día fueron asistentes y vuelven como ponentes. Virginia Espinosa, pedagoga en Certificalia y responsable del campus de esta empresa, nos descubrió que la pedagogía se asocia a cualquier área de conocimiento que desarrolle formación, en su caso concreto la automoción.

Posteriormente el grupo de pedagogas Cristina Clavijo, Freelance que ha trabajado para Veiasa, ATD formación, Univesidad Alfonso X y Attycas entre otras empresas, junto a Violeta Cebrian, que también ha desarrollado su labor en empresas como Mainfor, acompañadas por Carmen Suarez, también Freelance que ha trabajado entre otras empresas comoVeiasa y con la ausencia por su reciente incorporación a Ingenia de Natalia Segura demostraron que la labor del pedagogo como creador de contenidos formativa, como gestor de plataformas entre otras funciones es un rol muy solicitado en las empresas. El título de su comunicación apuntaba directamente a una de las preguntas que aun nos hacemos con demasiada frecuencia: ¿Qué hace un pedagoga en un lugar como este?

Se cerraba el ciclo de la mañana para disponer de más de 2 horas y media de almuerzo (pizzas compartidas) ¿qué motiva a dedicar tanto tiempo? La respuesta es sencilla: una vez iniciada la dinámica del Congreso muchos asistentes (alumnos) desean comunicarse directamente con los ponentes y qué momento es mejor que ese en el que compartes unas pizzas, y la posterior sobremesa del café. En esas dos horas inicialmente “vacías” se iniciaron conversaciones para realizar prácticas o becas, para futuras colaboraciones y seguramente alguna que otra contratación.

Sesión de tarde con Francisco José

Iniciamos la tarde con deporte. Francisco José Florido Esteban, del Patronato Municipal de deporte de Torremolinos fue el responsable de arrancar de nuevo el Congreso. Su ponencia relacionaba con claridad el deporte y la educación, aderazada con una contextualización legal que abría puertas y respondía con claridad al título de su ponencia: ¿Qué puede aportar el deporte a la pedagogía? 

La tarde continuaba con la presentación de Miguel Ángel Guillen, pedagogo que acumula una amplia experiencia en diversas empresas, y que actualmente trabaja en Grupo SAE. Miguel Ángel realizó una ponencia autobiográfica, reiterando la importancia del pedagogo en diversos ámbitos, pero especialmente en aquellos relacionados con la Formación Profesional, los certificados de profesionalidad o la formación para empresas.

Su compañera Carmen Márquez reiteró el papel del pedagogo como creador y diseñador de contenidos didácticos, narrando tanto las dificultades que podemos encontrarnos, como las herramientas que tenemos a nuestro alcance, las dificultades legislativas, etc. Una ponencia enriquecedora que describe con claridad el papel del pedagogo.

Natalia Quero prosiguió el ciclo de conferencias dando un giro a las temáticas expuestas hasta el momento centrándose en una combinación que está ofreciendo excelentes resultados: pedagogía y robótica. A partir de ella se trabaja la creatividad, la observación y el pensamiento lógico.

Suvires en acción

Para la última intervención contamos con Miguel Ángel Suvires, que después de su paso como estudiante de pedagogía en la UMA, se incorporó rápidamente al ámbito empresarial, y actualmente ocupa el cargo de Director del Máster de Tecnologías de la Información y la Comunicación aplicadas a la Educación de la Universidad Internacional de Valencia. Suvires, ha estado presente en todas las ediciones, ha contado con alumnos de pedagogía en programas de becas y prácticas, y ha colaborado activamente para que nuestro Congreso cada año sigo creciendo. Suvires además de un ponente es otro más de los fundadores de este Congreso. Y es que como dice este alumno… «es nuestro colega de cervezas»

Después de estos años de trabajo, podemos concluir que todo el esfuerzo y tiempo invertido da sus frutos. No somos un Congreso internacional, no puntuamos, somos más prácticos que científicos o académicos, es un Congreso dedicado a los alumnos. Lo que si podemos afirmar es que hemos facilitado oportunidades laborales, que hemos conseguido crear una red de contactos de colaboración mutua y hemos dibujado horizontes distintos del ámbito escolar a muchos pedagogos. Nos vemos el año que viene.

Pedagogos, ajos y whatsapp.


1º Te invito a un experimento sencillo. Toma un diente de una cabeza de ajo, y en lugar de usarlo como condimento base en muchas recetas, plántalo. Riégalo adecuadamente, un poco de sol, y buena tierra. En verano tendrás una cabeza de ajo nueva.

Así se reproducen los ajos. Y te estarás planteando ¿qué tiene que ver con los pedagogos? Ya podemos decir que hemos resuelto 5 cosechas de pedagogos de la mención conocida como empresa y vamos a por la sexta. ¿Qué analogía tiene con los ajos? En aquellas empresas que hemos sembrado pedagogos, a día de hoy no sólo se mantienen, sino que además se han reproducido “laboralmente”. Donde había uno, en ocasiones ya tenemos contratados más uno, y además se han convertido en centros donde los pedagogos realizan sus prácticas tanto remuneradas como curriculares, al amparo de esos profesionales. Puedo nombrar muchos centros principalmente en la provincia de Málaga, pero también los tenemos dispersos por la geografía… Es que los ajos crecen casi en cualquier sitio, y el resultado es la mejora de la calidad de los productos formativos.


2º ¿Qué tienen de especial los ajos? Su fuerza. El ajo es realmente un bulbo, que lo entierras a 3 o 6 centímetros, y en pocas semanas germina un brote con fuerza. Además se adaptan a casi todo tipo de climas y terrenos. Crece rápido y es muy aprovechable… no sólo los dientes, sino también el porrino… un vástago que tiende a enrollarse y que es considerado como delicia gastronómica. Pero además a mitad de camino entre el ajo y la nueva cabeza de ajo podemos recogerlos como ajos tiernos o ajetes.

Cuando he hablado con más de un propietario de empresa, o directivo que cuenta en su equipo con pedagogos para tareas de formación, descubre que este profesional tiene mucho que aportar. Son creativos, se adaptan a las necesidades, y crecen paulatinamente como profesionales. Su ámbito laboral no se limita al colegio, son profesionales adecuados para el diseño de la formación, para procesos de tutoría, para obtener el máximo partido en la gestión de campus virtuales, para asesoramiento de formadores, en el ocio, organizan sesiones de formación adaptadas a las necesidades desde modelos clásicos a sesiones de outdoor training, son los profesionales adecuados para el desarrollo de la gamificación o cualquier otra área relacionada con el aprendizaje (tan necesario en estos tiempos). Hemos conocido en los sucesivos Congresos desarrollados en Málaga pedagogos que entrenan y forman a pilotos de avión, pedagogos que desarrollan terapia a través de robótica educativa, que trabajan la inteligencia emocional, desarrollan serius games, o se dedican al emergente Big data orientado al aprendizaje. Desde aquellos que trabajan en empresas de formación o departamentos de formación, en el diseño de acciones hasta otros que desarollan su labor en ámbitos hospitalarios. Y la pregunta más genérica es.. ¿qué hace un pedagogo en….?  Pues como los ajos, crecen y se desarrollan de forma soterrada, casi oculta, y cuesta trabajo desenterrarlos, pero cuando lo haces, consigues hablar con profesionales implicados, a los que poco les interesa que opinión tienen de ellos.  Son generalmente unos amantes de su trabajo.

Actualmente si quieres una acción formativa de Word, o de Excel, el pedagogo te evaluará cual es la más indicada. Pero si quieres una acción formativa concreta, de una aplicación informática exclusiva para tu negocio, o sencillamente crear una red de conocimiento de los profesionales de un departamento, tendrás que contar con un experto en procesos de aprendizaje.

Y ahora entra el WhatsApp en juego. No lo habíamos olvidado. ¿Cómo sacar a flote a esos pedagogos? Los vemos emerger en situaciones aisladas: congresos, seminarios, o encuentros que desafortunadamente no son muy frecuentes cuando se trata de la pedagogía NO escolar. En una de esas conversaciones entre 2 pedagogos se nos ocurrió usar esta red social para que la comunicación fuera más fluida. Dudamos, pero al final probamos… y el resultado ha sido excelente, brillante, como no podía ser menos. Actualmente casi 50 pedagogos principalmente de la provincia de Málaga, y algunos sevillanos muy queridos e implicados formamos un grupo de WhatsApp que como no podía ser menos ya comienza a ofrecer sus frutos.


3º Volvamos a los ajos… ¿para que se usan los ajos? Todos sabemos que es un condimento básico en las comidas. Hay recetas en los que el ajo juega un papel fundamental, como es el pollo al ajillo, o la sopa de ajos. Otras recetas requieren ajo como condimento, pero curiosamente, el ajo no se come solo. A quien le pica ajos come es una frase frecuente, y es que los ajos crudos no son muy recomendables.

Pues con los pedagogos ocurre algo similar. La pedagogía es una ciencia, repito es una ciencia que estudia la educación. La persona se educa durante toda su vida, por lo tanto, la pedagogía se aplica durante toda la vida de la persona, y la etapa más larga es la etapa laboral. Sin embargo, la pedagogía “sóla” no suele ser frecuente. Existen cursos de formación de formadores, metodología didáctica y otras áreas donde la pedagogía es el ingrediente principal, como también lo es el ajo en la sopa de ajos, pero lo más frecuente es que la pedagogía condimente otras áreas que hemos nombrado en el punto 2. La pedagogía se responsabiliza de optimizar los procesos de aprendizaje de matemáticas o de albañilería, pasando por la informática o la medicina. El diseño de acciones formativas tiene una base pedagógica, más o menos visible, más o menos eficaz o eficiente, y el pedagogo representa esta ciencia. Repito ciencia.

¿Qué nos motiva a repetir la palabra ciencia? Es fácil, de la misma forma que los ajos también se usan según algunos para espantar vampiros, que hasta la fecha que yo sepa no existen, los pedagogos tenemos “enemigos” que argumentan de forma tan ciéntifica como la existencia de vampiros que no somos deseables. Por lo tanto, personalmente los sitúo al mismo nivel de impartancia que para mi tienen los vampiros: entretienen, pero no su razón de ser no se sostiene. Defienden que para enseñar matemáticas es suficiente con saber de matemáticas, pero posiblemente apoye sus clases en materiales diseñador por pedagogos. Pero no debemos preocuparnos, son personas que también defenderían que el pollo al ajillo no tiene que llevar ajos en su receta… no merece la pena más atención.  De la misma forma que otras disciplinas y ciencias tienen sus “enemigos” la pedagogía no podía ser menos.


4º Hemos dejado claro el valor del ajo como condimento, pero ¿es beneficioso para nuestra salud? Aquí el ajo gana de goleada… tiene numerosas ventajas referidas a la salud: reduce la presión arterial y colesterol, aumenta la insulina, y un largo etcétera, por cierto, todo avalado por estudios científicos.

La pedagogía, y su aplicación es beneficiosa. Debemos aprender cada vez más y más rápido, especialmente en la etapa laboral. La pedagogía optimiza los procesos de aprendizaje, pero lo más importante: la educación juega un papel fundamental en nuestra sociedad. Elevados niveles de educación reducen muchas de las enfermedades de nuestra sociedad actual.

Es realmente curioso, y satisfactorio ver a un grupo de casi 50 pedagogos interactuando en un grupo de whatsapp. A este grupo dedico estas palabras. Se aprecian resultados muy beneficiosos a corto y largo plazo. En primer lugar coexisten profesionales de dilatada experiencia, profesores de facultad, y alumnos que aun estando trabajando aún no han terminado sus estudios. No ha sido un grupo restrictivo en el acceso, sólo que se ha ofertado a aquellos profesionales que voluntariamente quieren participar e intercambiar ideas. A pesar de las diferencias el flujo de información es constante. Va desde ofertas de trabajo, hasta resolver problemas muy técnicos relacionados con la aplicación de java en storyline. Eso son resultados a corto plazo. A medio plazo hablamos del próximo Congreso, ya hemos creado un índice de profesionales y hemos planteado la redacción de un libro que aglutine mediante artículos los conocimientos de este nutrido y saludable grupo de profesionales. A largo plazo, hablamos de la necesidad de la creación de un colegio andaluz de pedagogos. Y poco a poco, vamos avanzando en muchas áreas.

No tengo más que palabras de agradecimiento para estos pedagogos – ajos reunidos en un activo grupo de whataspp. Una mezcla inicialmente estridente, pero que considero que en breve empezará a ofrecer sus frutos de todas las formas, bien en ajetes tiernos, cabezas de ajos, o incluso para espantar vampiros.

II Congreso de Formación y trabajo: Pedagogía más allá de la escuela.

Son muchos los pensamientos que se me agolpan. El día 30 me reuniré con muy buenos amigos, y estoy seguro que tendré más amigos al finalizar la jornada.

A todos nos une la pedagogía, pero la pedagogía extendida más allá de la escuela. La pedagogía que resulta de esa idea tan extendida en ámbitos académicos educativos de que el ser humano se educa y aprende durante toda la vida, aunque en la mayor parte de los casos sea en ámbitos no formales, o informales. Esta idea se explota en la facultades, pero se olvida en las clases quedando olvidada tras la una pedagogía centrada en la escuela.

Desde la cambios de los planes de Bolonia, en nuestra Facultad de Ciencias de la Educación se creó el itinerario denominado “Gestión Pedagógica de las Organizaciones Sociales, Empresariales y Educativas”, popularmente conocido como el de empresas. Este itinerario ofrece un horizonte laboral mucho más cercano que los itinerarios dedicados al ámbito escolar, donde el acceso queda condicionado en la mayor parte de las ocasiones a unas oposiciones casi inexistentes y compartidas con colegas psicólogos y psicopedagogos. Gracias a la amplia red de centros de formación de representación nacional que tenemos en Málaga, y en general en Andalucía, este horizonte laboral ya ha sido alcanzado por numerosos exalumnos que acuden a este congreso como ponentes con el fin de mostrar su trayectoria y sus logros, animando a las nuevas generaciones de nuevos pedagogos a sumarse a esta salida profesional.

Este II Congreso es muy especial. En primer lugar no es el II, es el quinto pero iniciamos esta nomenclatura el año pasado cuando coincidió con el Seminario de Formación y Trabajo, celebrado en Málaga y que reunió a profesores y alumnos del ámbito de la pedagogía en empresas. Cada año hemos creado en la asignatura una actividad que finalmente ha fraguado en un congreso, que esperamos que siga avanzando y contribuyendo a mejorar tanto las salidas profesionales, como la calidad de la formación en ámbitos laborales.

Tiene algunas particularidades que obligan a un agradecimiento:

1º El coste para los alumnos es 0 €, que coincide con el presupuesto total que tenemos. Esta situación nos obliga a estar agradecidos a ponentes y empresas que favorecen el desarrollo de este encuentro.

2º Empresas y profesionales intercambian experiencias con el objetivo de mejorar la calidad de la formación en ámbitos empresariales. Esta mejora de la calidad en la formación se orienta a mejorar la vida de las personas y de la sociedad, favoreciendo la empleabilidad, la inserción laboral, el emprendimiento, las opciones de promoción, etc.

3º Algunas de las empresas, además, realizan aportes determinados, desde facilitar sistemas de video conferencia, ofrecer documentación, o incluso colaboran en el diseño de cartelería.

4º Un grupo de alumnos voluntario de 3º de pedagogía de la Universidad de Málaga, junto con dos becarias del servicio de orientación y la ayuda de Natalia Quero soportan la coordinación de todo el congreso: inscripciones, generación de documentos y certificados, comunicación con ponentes, selecciones de hoteles, etc.

5º  Un numeroso grupo de profesionales no sólo aportan su experiencia y conocimientos, sino que además se desplazan desde Sevilla, Madrid o Baleares entre otros lugares para estar con nosotros.

6º Otro grupo de profesionales interrumpen sus obligaciones para conectarse a través de video conferencia.

7º El Director-Gerente de Fundae, ha tenido la amabilidad de buscar un hueco en su apretada agenda para conversas con los asistentes al congreso.

8º Desde Málaga existe una amplia representación de exalumnos de este itinerario que una vez incorporados al mercado de trabajo tienen la amabilidad de desplazarse hasta el lugar del congreso para compartir con nosotros su trayectoria profesional.

9º Hemos evitado modelos tradicionales de congresos en salones de acto por un espacio abierto y desenfado donde se reducen las distancias entre ponentes y asistentes, favoreciendo la comunicación. Estas características en su contra, reducen el número de asistentes. Actualmente 75 de las 80 plazas disponibles están cubierta, y posiblemente se cubran en el tiempo que queda.

10º Es un congreso creado desde la ilusión, sin ningún fin lucrativo. Todos queremos compartir, y crecer como profesionales.

Esperamos que esta semilla que llevamos regando varios años siga creciendo hasta convertirse en un referente nacional en el ámbito de la pedagogía laboral. Esperamos que este crecimiento conserve las principios establecidos hasta ahora.

 

Saludos cordiales, y nos vemos el día 30 de mayo. Si quieres inscribirte te esperamos aquí

 

 

Pedagogos en empresas. Parte 5. ¿Qué hacen?

Pedagogos: estamos a punto de recibir el alta… la terapia finaliza.

¡No te lo vas a creer! el otro día conocí unos pedagogos que trabajan en empresas

Actualmente 144 pedagogos que trabajan en empresas han realizado la entrevista. Si tenemos en cuenta que nuestro objetivo inicial era reunir al menos 20, podemos considerar que la situación, afortunadamente, se ha desbordado, hasta tal punto que la siguiente meta es alcanzar al menos a los 200 profesionales.

El objetivo inicial era reunir material para clases de pedagogía laboral, sin embargo, toda esta información ofrece muchas más oportunidades. Mi más sincero agradecimiento a la estupenda acogida por parte de todos los participantes y lectores.

Leer, resumir y concretar lo que hacen los pedagogos no ha sido tarea fácil, más aun si tenemos presente que la respuesta a esta cuestión «¿Puedes resumir en unas líneas cuales son tus funciones en la empresa?« era abierta. Muchos profesionales han descrito varias competencias, ofreciendo perfiles muy diferentes, por ejemplo, además de diseñar acciones muchos también gestionan planes de formación o realizan tareas de selección. Debemos tener presente que tenemos profesionales que lideran su propia empresa y otros que pertenecen a departamentos de formación junto a más de un centenar de personas. Aun así, podemos extraer algunas conclusiones claras. Algunas de ellas eran previsibles. Analizaremos las 138 respuestas válidas de las 144 entrevistas realizadas. Lo expresaremos como ranking aludiendo a los porcentajes respecto a los totales en 5 categorías principales. Dentro de cada categoría analizaremos competencias afines.

 

1º FORMACIÓN. LIDER INDISCUTIBLE. 76%

El 76% de los entrevistados han relacionado sus funciones en la empresa con la formación. En total 105 pedagogos de los 138 que han contestado a esta pregunta.

1.1 El 46% (de los 105) hace referencia directa a la modalidad e-learning. Posiblemente el porcentaje sea más elevado, pues muchos no lo han nombrado pero hacen referencia a las TIC y cuestiones afines al e-learning. También el 17% de estos 105 profesionales hace referencia directa a Moodle, o otras LCMS para gestionar contenidos. Un reducido número de pedagogos señala la tutoría como una de sus funciones, sin embargo, este papel, según las respuestas recibidas está presente también en la coordinación de equipos de trabajo relacionados con la formación.

1.2 El 43% de aquellos que se dedican a la formación, afirma que realiza diseños de contenidos o de acciones formativas. Algunos se dibujan como editores de texto didácticos. Destacan en este apartado el uso de herramientas de autor para la generación de contenidos, entre ellas las herramientas de Articulate (Storyline, Articulate Studio, etc), herramientas de Adobe (Captivate) o eXelearning entre otras. Un 10% indica que desarrolla labores relacionadas con los certificados de profesionalidad.

1.3 El 36% detalla acciones realizadas con la gestión e implantación de la formación en empresas y otras organizaciones. Se describen planes de formación, detección de necesidades, planes de carrera, gestión del talento, etc. 19 entrevistados señalan directamente la gestión relacionada con FTFE (o FEFE). También existen numerosas menciones a la gestión de a formación con otras entidades.

1.4 El 25% señala a las TIC, y no sólo nos referimos a e-learning, sino a otras tecnologías o metodologías emergentes. Entre ellas destaca la gamificación o programas formativos relacionados con la robótica de empresas punteras en este sector, en este último caso tanto para colectivos desfavorecidos (niños hospitalizados) cómo otros colectivos. Se suman además temáticas muy específicas de formación, como por ejemplo en el sector aeronáutico o de empresas muy conocidas, tal y como señalamos en la Parte 2. También se incluye formación en impresión 3D, desarrollo de APP específicas (aplicaciones formativas o educativas), etc.

1.5 La impartición de la formación cuenta con 13 menciones, pero para temas muy concretos. Entre ellos destacan talleres relacionados con emociones, programas tanto para niños hospitalizados como para profesionales de la salud, o talleres y actividades para la gestión de la búsqueda de empleo.

 

2º ASESORAMIENTO / CONSULTORÍA. 33%

El 33% de los pedagogos consultados dedica todo su tiempo, o parte de su tiempo a asesorar o realizar funciones de consultoría a diversos colectivos. En este caso existe múltiples áreas de actuación. Señalamos en orden de mayor a menor número de menciones.

2.1 De los 35 pedagogos que han señalado que se dedican a acciones de asesoramiento o consultoría, el 31% lo hace relacionado con la búsqueda de empleo.

2.2 En segundo lugar (26%) se sitúa el asesoramiento a empresas. No sólo es un asesoramiento respecto a formación, sino que se añaden otras cuestiones cómo la gestión del talento, etc.

2.3 En tercer lugar (17%) las labores de consultoría, en la mayor parte de las ocasiones en temas relacionados con la formación.

2.4 En cuarto lugar, con porcentajes de menos del 11% se sitúa la asesoría a padres, AMPAS, etc.

2.5 En quinto lugar, asesoría a asociaciones

2.6 En último lugar asesoramiento a escuelas.

 

3º SELECCIÓN / RRHH. 30%

El 30% de los pedagogos afirma que realiza acciones relacionadas directamente con los recursos humanos (RRHH). Esta tarea, generalmente asociada a los psicólogos, también se realiza por pedagogos. En la mayor parte de los casos no nos referimos a la selección de docentes, o de expertos para elaborar contenidos, sino que se ocupa de este capítulo en la empresa.

3.1 22 de los 31 pedagogos que han señalado tareas relacionadas con los recursos humanos especifican que la selección de personal es su principal función. En total el 71% de los entrevistados.

3.2 El 29% (9 profesionales) señalan que su principal labor es realizar tareas vinculadas con los RRHH: apartando soluciones centradas en el factor humano, planes de carrera, planes de incentivos, etc.

 

 

4º DIRECCIÓN / GESTIÓN DE PROYECTOS 25%

Una cuarta parte de los pedagogos entrevistados se dedica a la dirección de empresas o departamentos, a la dirección de proyectos tanto de formación como de otras temáticas, y a la coordinación de equipos de trabajo.

3.1 El 38% señala como una de sus funciones la dirección de proyectos. La mayor parte de ellos hace referencia a proyectos formativos,ocupando una posición de liderazgo en el proyecto.

3.2 El 31% de los profesionales han indicado que su labor es la dirección de empresas. Debemos tener presente como hemos visto en apartados anteriores que muchos pedagogos deciden crear y liderar su propia empresa. Muchos de ellos están representados en este apartado.

3.3 El 31% indica que su papel principal es la coordinación de equipos de trabajo. Como se señalaba en el apartado 3.1 la mayoría de ellos indican que coordina equipos de profesionales cuyo objetivo es la formación, o la educación.

 

5º OTRAS FUNCIONES 20%

 

En este apartado se incluyen otras ocupaciones presentes.

5.1 Entre los 21 profesionales que han indicado que realizan labores diferentes y no enmarcadas en los apartados anteriores destacan 7 profesionales que describen entre sus funciones el marketing o la venta. Es frecuente que empresas dedicadas a la venta de productos didácticos, donde se incluyen libros, juegos o cursos para empresas consideren oportuno contratar a pedagogos como profesionales afines a este sector.

5.2 Dos profesionales indican que realizan tareas en ámbitos hospitalarios. No se incluyen en este apartado aquellos que se dedican a gestión de la formación, sino a aquellos que realizan actividades con personas hospitalizadas.

5.3. Dos profesionales dedicados al trabajo con menores con riesgo de exclusión social.

5.4  Dos profesionales dedicados tareas relacionadas con la gestión de a calidad.

5.5 Dos profesionales dedicados a tratamiento documental.

5.6 Dos profesionales dedicados a la animación sociocultural.

5.7 Un profesionales dedicado a menores de altas capacidades.

5.8 Un profesional dedicado a profesionales del sector de la aeronáutica.

CONCLUSIONES

Existe un amplio abanico de profesionales dedicados a la formación en empresas. La mayor parte de ellos están vinculados al área de formación. Dentro de este área, las tareas son múltiples. La modalidad e-learning y su reciente expansión considero que ha situado a los pedagogos en una posición de privilegio. El diseño y la gestión de la formación son dos de las competencias más demandas.

Sería aventurado afirmar que desde el papel protagonista de los pedagogos en el área de formación emergen otros perfiles profesionales derivados, sin embargo, lo cierto es que las funciones de asesoría o consultoría ocupan la segunda posición.

De la misma forma que los psicólogos, además de realizar las selecciones de personal han estado muy vinculados a la formación en la empresa, es probable que los pedagogos estén siguiendo el mismo camino, pero alternando los factores. Realizar tareas de formación no ha sido incompatible con la realización de tareas vinculadas con la selección de personal.

El emprendimiento también ha facilitado la creación de empresas lideradas por pedagogos. Por otra parte también se sitúan cómo líderes de diferentes proyectos vinculados con la formación.

Por último señalar el amplio espectro de áreas en las que los pedagogos están presentes. Aunque el estudio es discreto, y el número de participantes no es muy elevado, lo cierto es que la muestra incluye sectores muy variados: desde la consultoría a profesionales de la salud, del sector aeronáutico, sector de juegos y el reciente auge de la programación de robots, etc.

Pedagogos en empresa. Parte 4. ¿Desde cuando?

Seguimos avanzando en nuestra terapia. Ya nos encontramos en disposición de ubicar el origen.

Pedagogo no es podólogo ni logopeda. Es pedagogo. Vamos, repite conmigo: pedagogo.

Sabemos que muchos pedagogos terminan trabajando en ámbitos empresariales. También sabemos que los planes de Bolonia han impulsado el itinerario laboral. Nadie discute que las oposiciones al ámbito escolar son escasas y compartidas en la mayor parte de las ocasiones con psicólogos y psicopedagogos.  La pregunta que nos ocupa es ¿Cual ha sido el papel de las facultades de educación ante el reto de formar a pedagogos para ámbitos no escolares? Mi respuesta sería se resumiría en: tardía, discreta y tímida. Muy diferente a la situación de los psicólogos, que sin necesidad de abandonar la escuela como salida profesional, llevan años abonando el campo de la empresa y recogiendo sus frutos. Aplaudo sinceramente su modelo. Los pedagogos, sin embargo, seguimos sufrimos un letargo «universitario».

Las siguientes representaciones gráficas nos muestran una imagen de la situación de los pedagogos que trabajan en empresas  y la relación con su formación universitaria. Debemos observar las 3 imágenes en su conjunto, observando sus tendencias (las primera contraria a la segunda). Las barras representan el número de personas que eligió cada porcentaje.

grafico1
1

grafico2
2

grafico3
3

Cuando preguntamos a los pedagogos por el porcentaje de sus estudios universitarios orientado a la empresa más de la mitad (51,6%) considera que la orientación al ámbito empresarial se situaba entre un 10 y 30%.

La siguiente pregunta (gráfico 2) muestra una tendencia contraria a la primera pregunta. El 47% de los entrevistados considera que aplica las competencias adquiridas en su etapa universitaria en una horquilla situada entre el 60 y 80%.

Podemos concluir que aunque las facultades de educación no se orientan al ámbito empresarial, sin embargo, las competencias adquiridas si las aplican los pedagogos al ámbito de la empresa cuando desarrollan su trabajo.

El gráfico 3 muestra como un amplio porcentaje (el 67%) ha complementado su formación con cursos, posgrados, etc.

Conocer el año de finalización, y el lugar donde ha realizado su estudios nos permite analizar la información desde una perspectiva temporal y geográfica. En estos casos hemos omitido las entrevistas de pedagogos no españoles.

Un análisis del porcentaje de estudios orientado al sector empresarial nos dibuja una situación estacionaria. A lo largo de los años (agrupados en lustros) apenas se aprecian cambios. Las orientación hacia la pedagogía en empresas no se ve representada. Es más, el valor más bajo se aprecia en el periodo entre 2011 y 2015.

 

cada5aos
Análisis temporal

 

Si realizamos un análisis geográfico respecto a la orientación de la formación de los pedagogos hacía el ámbito empresarial, limitando los resultados al menos a 5 respuestas por ubicación, se aprecian diferencias entre las dos grandes capitales españolas (Madrid y Barcelona) junto con la Universidad de Granada, alcanzado valores cercanos al 40%. Las facultades de las provincias de Málaga, Sevilla u Oviedo no se acercan al 30%.

mapa23

Esto opinan algunos de los entrevistados:

38a7048 Daniel Porras finalizó Pedagogía en 2003, en la Universidad de Sevilla.

En cuanto a una materia concreta, no sabría decir, pero si creo que mi paso por la Ftad me sirvió para adquirir una serie de herramientas y habilidades interesantes para mi desarrollo profesional en la empresa. Supongo que aspectos de metodología, que solemos emplear para presentación de ofertas o proyectos. Trabajo en equipo, hablar en público, la importancia de la educación permanente. También me aportó muchos contactos que hoy en día tocan ámbitos muy diversos.

malagon Jorge Malagón finalizó Pedagogía en 2015, la Universidad Complutense de Madrid.

https://www.linkedin.com/in/jorge-malagón-guillén-34672569

No recibí ningún tipo de formación en la carrera. No había ninguna asignatura obligatoria y muy pocas optativas.

ele Eleázara Campo finalizó sus estudios en 2013, en la Universidad Complutense de Madrid.

https://es.linkedin.com/in/eleázara-campo-moreno-61b54577

Tan sólo tuve una asignatura de Pedagogía Laboral (una optativa). No obstante, considero que los conocimientos adquiridos durante la carrera han sido de gran utilidad para poder trabajar como técnico de formación en una empresa, si no de forma directa, indirectamente he sido capaz de aplicar los conceptos aprendidos en diferentes asignaturas.

Como conclusión personal, podemos afirmar que aun queda un largo camino por recorrer. Las facultades permanecen ajenas a la realidad. Mientras que los pedagogos siguen incorporándose a ámbitos empresariales, los facultades siguen formando mayoritariamente a los pedagogos para ámbitos escolares.

Aun así, los pedagogos que desarrollan su labor en empresas han logrado adaptar las competencias adquiridas en su etapa universitaria al ámbito empresarial.

Las facultades con mayor trayectoria en pedagogía laboral (Madrid y Barcelona), se sitúan en una posición privilegiada respecto al resto de facultades.

 

Pedagogos en empresa. Parte 3. ¿Cómo?

Después de conocer el acceso al puesto de trabajo, y analizar el dónde, ahora toca analizar el cómo para continuar con la terapia.

¿Pedagogos en empresa? ¿la pedagogía no era para niños?

Llevamos un lastre desde hace décadas. La pedagogía laboral, o de empresas no se ha instaurado homogéneamente en toda España.

«…a pesar de los esfuerzos realizados para incorporar la denominación de pedagogía laboral iniciados en 1980 (ANECA, 2005) será en el Plan de estudios de 1993, en la Universidad Complutense cuando se establece la especialidad de Pedagogía social y laboral con asignaturas como “Formación en la empresa” y “Pedagogía laboral” entre otras (Lorenzo Vicente, 1999). Sin embargo, este y otros esfuerzos podemos considerarlos aislados pues posteriormente, en el año 2003, tan sólo 7 de las 24 Universidades españolas ofertaban itinerarios relacionados con la pedagogía laboral (A.A.V.V., 2003) (ANECA, 2005).» (Sánchez Morales, P.J. El Papel de la pedagogía en la formación empresarial, Cuestiones Pedagógicas, Sevilla, Octubre 2014)
La incorporación de itinerarios dirigidos al ámbito empresarial ha llegado tarde. Es más, me atrevería a afirmar que en muchas ocasiones se ha instaurado «con calzador» a causa de los cambios relativamente recientes cambios del Proceso de Bolonia. Lo cierto es que desde 2008 aproximadamente el itinerario laboral está presente en muchas más facultades. Pero el cambio no es repentino. Por ejemplo, la participación de profesionales como profesores universitarios del sector empresarial ha sido limitada por exigencias curriculares tradicionalmente orientadas al ámbito escolar.
Por eso, muchos alumnos aun en tercer curso de carrera, cuando deben elegir los itinerarios de «especialización» se siguen preguntando ¿qué hace un pedagogo en una empresa?. Sin embargo, la realidad fuera del «ecosistema cerrado» en el que a veces se convierten las facultades es que los pedagogos trabajan en empresas. 
¿Nadie se había dado cuenta? Ni mucho menos… ya la ANECA anunciaba esta situación.
«…la incorporación mayoritaria de los pedagogos al terminar al terminar sus estudios en fundamentalmente en empresas privadas, con un 60% respecto al 28% que lo hacen en empresas públicas según un estudio publicado por la ANECA (2005).» (Sánchez Morales, P.J. El Papel de la pedagogía en la formación empresarial, Cuestiones Pedagógicas, Sevilla, Octubre 2014)
Llegados a este punto, surge una pregunta a la que trata de dar respuesta este post, y posiblemente el estudio al que hacemos referencia. Si las facultades no preparan a los pedagogos para la empresa, pero los pedagogos terminan mayoritariamente trabajando en empresas, la pregunta inevitable es ¿cómo han logrado incorporarse al ámbito empresarial aquellos pedagogos que aun siendo formados para el ámbito escolar casi en exclusividad han terminado trabajando en el ámbito empresarial? ¿qué posición ocupan en el entramado empresarial? y sobre todo ¿cuales son sus funciones? (esta última la dejaremos para más adelante). Gracias a las entrevistas realizadas tenemos una radiografía muy completa de la situación de más de un centenar de profesionales de la pedagogía que trabajan en el ámbito empresarial.
En primer lugar analizamos que posición ocupan en las empresas:
De las 118 encuestas recibidas, un primer análisis puede ser el siguiente:
 jpg_0_cargos
Más de la mitad de los pedagogos entrevistados (53%) ocupan posiciones como profesionales cualificados. Aproximadamente una tercera parte de los pedagogos entrevistados (35%) ocupan posiciones como mandos intermedios o dirección, y tan sólo un 5% ocupan posiciones más bajas (como auxiliares, monitores, becarios, etc.)
Los dos grupos más numerosos (profesionales cualificados y mandos o dirección) suman más de un 88% y requieren un estudio detallado para cada una de las partes. En primer lugar analizamos las ocupaciones del grupo de Profesionales Cualificados (53%)

o_profesionesl
Haz clic en la imagen para ver a tamaño completo.

 

En un análisis más detallado del grupo de profesionales calificados (63 profesionales) el 41% se define como técnicos, un 11% se sitúa como diseñadores de contenidos, un 10% como pedagogos, y otro 10% se define como seleccionadores.  Esta última función está generalmente atribuida a los psicólogos, pero que también realizan los pedagogos. Generalmente el caso más habitual posiblemente sea el de aquellos psicólogos que se dedican a la formación, pero cómo se puede apreciar en el análisis la situación es bidireccional. Por último, un porcentaje del 8% se define como consultor, y el resto de profesionales se define como gestor de la formación, formador, asesor, animador, educador, facilitador, etc.
Entre los mandos intermedios existen 3 grandes grupos, el más numeroso es el de directivos, o fundadores de sus propios proyectos empresariales, a continuación un 29% se identifican con el puesto de responsable del área de formación, seguido de los coordinadores. Por último, un 5% define su posición como «Jefes de Proyectos»
En líneas generales, podemos afirmar que la mayor parte de los pedagogos que trabajan en el sector empresarial ocupan posiciones de técnicos cualificados, o directivos y mandos intermedios. Se observa un elevado porcentajes de iniciativas empresariales propias, en las que los pedagogos son los propios fundadores de las empresas.
¿Qué dicen los pedagogos entrevistados con experiencia en el ámbito laboral cuando le preguntamos sobre qué formación consideras que se debería añadir en la actualidad a la titulación de pedagogía para ajustar su perfil a las necesidades del ámbito laboral?
Salvador Padial Díaz Salvador Padial.

linked

Mucha formación derivada del conocimiento y las competencias aplicables a la empresa: liderazgo, líneas de comunicación, planes de formación permanente, jerarquía, tipos de empresa y de gestión empresarial, resolución de conflictos, sistemas de formación, plataformas gestoras del conocimientos, elaboración de recursos e instrumentos de diagnóstico y evaluación enfocados a empresas. También es importante el conocimiento de la gestión de la calidad y como aplicarla a la empresa.
Ana Lorenzo Rivas

Ana Lorenzo Rivas

linked

En el caso de la Universidad de Santiago de Compostela, opino que la especialidad de Pedagogía Social y Laboral debería estar presente desde los dos primeros años, y no estar tan centrada en el ámbito escolar. La formación del pedagogo/a debería estar más enfocada al ámbito de los recursos humanos; a la formación e-learning y blended-learning; al desarrollo y capacitación formación; a la formación para el empleo; a la formación de adultos y a la orientación laboral.
 foto Antonio Cervero Fernández-Castañonlinked

 

No es cuestión de añadir, sino de cambiarla de cabo a rabo. La titulación de pedagogía hoy no tiene sentido como titulación para incorporarse al mundo laboral. En parte por los contenidos y en parte por los profesionales que ejercen la docencia, que no han ejercido profesionalmente fuera de la Universidad prácticamente nunca
Maricielo Valenzuela Maricielo Valenzuela Lazo

linked

Por mi experiencia, creo que es necesario incluir formación en gestión y diseño de cursos, así como la tutorización de los mismos a través del e-learning y formación en herramientas de autor. Es prácticamente lo más demandado en la actualidad.También se echa en falta un enfoque de las TIC orientado a las empresas, pues la mayoría se utilizan como recursos educativos centrados en el aula. Además de una formación básica en gestión de la bonificación y otras posibilidades para la realización de cursos. 
Mayte García Pérez

Mayte García Pérez

linked

 

 

Considero primordial la formación en competencias digitales, exiten un montón de herramientas TIC que pueden por un lado optimizar la productividad como trabajadores, la gestión del tiempo.. y por otro lado, potenciar la marca personal de cada uno de los profesionales en el ámbito de la pedagogía.
Somos pocos, o a menos creo que «poco visibles», los pedagogos que mostramos nuestra marca online, que trabajamos el networking y establecemos sinergias por este medio.Considero muy importante la formación en determindades herramientas que demanda el mercado laboral para mejorar la empleabilidad de los futuros pedagogos: motivación, inteligencia emocional, liderazgo, gestión de equipos…

 

 

NOTA. A fecha de inicio de esta publicación el número de entrevistas recibidas era de 118, a fecha de finalización, el número de entrevistas llega a las 130. Lo razonable sería o finalizar el periodo de recepción de entrevistas, o realizar el estudio una vez finalizada la recogida… Sin embargo, seguiré publicando los resultados sin cerrar el periodo de recogida de entrevistas, aunque este hecho implique que cada post tenga un número diferente de entrevistas.

Pedagogos en empresas Parte 2. ¿Dónde?, ¿cuándo? y ¿cuántos?

¿Cuántos pedagogos trabajan actuamente en empresas? ¿Donde trabajan? ¿Cuándo se incorporan a trabajar?
Análisis de la muestra de 114 profesionales.

En total recibidas a fecha de 17 de Octubre se han recibido 114 entrevistas.

Seguimos con la terapia.

Evidentemente a muestra no ha sido al azar entre el conjunto de pedagogos españoles. La principal fuente ha sido Linkedin, a través de búsqueda de perfiles de pedagogos que trabajan en empresas. Ha sido una búsqueda manual, y por lo tanto no podemos afirmar que la muestra sea representativa. Lo que no ha sido un criterio de búsqueda es la situación laboral. Es más, en repetidas ocasiones, algunos profesionales me ha dirigido mensajes indicándome si era un inconveniente no estar trabajando en esos momentos. La respuesta ha sido idéntica para todos: se buscan perfiles de pedagogos que hayan trabajado o trabajen en empresas. Por otra parte, Linkedin es una página caracterizada por su enfoque profesional y apropiada para encontrar oportunidades de empleo. Otras fuentes han sido los colegios profesionales, y el mismo usuario que completaba la encuesta que promocionaba la misma entre sus contactos.

sitrabajanEn total, en estos momentos tenemos 114 entrevistas recogidas, y los datos podemos considerarlos de positivos o muy positivos, puesto que el 83,3% de los pedagogos esta trabajando en estos momentos.

En el primer post señalamos la importancia de realizar prácticas, incorporarse a becas, etc. Podíamos apreciar como los pedagogos que finalizaban sus estudios se incoporaban al mercado laboral mayoritariamente (75%) a través de contratos, mientras que una cuarta parte lo hacía a través de becas. Esta situación se invertía en los últimos años. Tal vez este sea uno de los motivos que explicarían los siguientes resultados que vemos en la tabla inferior.

Y es que no deja de ser curioso (gráfico 1 de la tabla inferior)q ue un 25,5% de los pedagogos se incorporan a trabajar antes de terminar sus estudios, el 35,9% en el mismo año y el 38,7% después de terminar sus estudios. Llegando a mayor nivel de detalle (gráfico 2), observamos que la mayoría de los que encuentran trabajo antes de terminar lo hacen justo un año antes de terminar su titulación (12,3% del total). El mayor número de pedagogos ha encontrado trabajo en el mismo año que finaliza y respecto a los que encuentran trabajo más de un años después el reparto es más homogéneo: 14,2% un año después, 11,3% dos años después, y 13,2% más de dos años después.

2Gráfico 1 1Gráfico 2

Considero que los datos son bastante más optimistas de lo que podíamos pensar inicialmente. Recuerdo que seguimos con la «terapia» de ubicar adecuadamente al pedagogo en el ámbito laboral. Podríamos concluir la tasa de empleo de aquellos que se dedican a las empresas es elevada (trabajan en el momento de la entrevista más del 80%) y que la incorporación aun no siendo inmediata en todos los casos, no suele ser en más de dos años después de finalizar los estudios. Evidentemente el estudio tiene muchas carencias, entre ellas, la de muchos pedagogos que terminando sus estudios, abandonan su profesión ante la falta de oportunidades. Esta situación es compartida por muchos otros profesionales recién titulados.

La falta de estructuras asociativas, la falta de comunicación, y de conexión entre nosotros puede provocar un estado de soledad cuando trabajamos en empresas. Estos comentarios los he leído repetidamente en las entrevistas. Mucho de los entrevistados se alegraban que por fin se hiciera visible su situación, otros me animaban ante esta iniciativa que podía unificar a un grupo de profesionales hasta cierto punto desconocidos, etc. Seguiremos haciendo esfuerzos.

Entre todas las preguntas de control de datos a exponer públicamente estaba aquella que solicitaba acceso para publicar los datos de la empresa en la que trabaja o había trabajando. De las 114 encuestas recibidas, sólo disponemos de autorización para publicar 60 de ellas. En algunas de ellas trabajan más de 2 pedagogos, por lo tanto, la representación de empresas donde trabajan los pedagogos que hasta ahora han realizado la encuesta es el siguiente:

 

 yoigo  Logo_cortefiel_hor_centrado_ByN  l0nkg0ur ayesa
 logo1-300x186  fundacio-cet10  fsmlr  logo_fundacion_aulasmart
 first-hunting  orientaticlogo  cursos-forem  avatar-twitter2_400x400
 logo_avanzo  logotipo-mainfor-calidad  logo-grupo-euroformac  logo-fundtrafic
Real Cuerpo de Bomberos de Málaga   rcbomberosmalaga  postiviando  logoub_il3_esp_vertical  sipadan-expoelearning
logomvpcluster_400x400 unit4 albanta-logo-transparente nemesis
 ccjlee33  dced  eprendizaje  forser
 _dtdtfes  enviar-curriculum-cirsa  escudoalcaracejos  logo-certificalia
 c300  fundacion_laboral_construccion  gureak  grupo-uno-ctc
 adismeridiano  icarus  learnova-factory-1  lehmberg
 91237-notaria-de-tordera-ayuntamiento-de-tordera  logo_meridianos3  svenson-grande  logo
13615321_858464577591648_59869663023717344_n agenciadeaprendizaje airea-elearning d6c493_2597791a101848408fc056254fb389ed
macomunidadislanttilla

Son habituales grandes empresas, que cuentan con un departamento de formación, empresas específicas de formación, asesoramiento y consultorías, y fundaciones. Por otra parte también hay empresas públicas, así como ayuntamientos o mancomunidades.

El repertorio no es reducido sino justo lo contrario. Cada vez necesitamos formarnos más y mejor, y el pedagogo tiene un papel protagonista en todas las edades de las personas.

 

¿Trabajan los pedagogos en empresas? Artículo de Educació i Xarxa (Colegio de Pedagogos de Cataluña)

Artículo dedicado a la labor del pedagogo en organizaciones empresariales que analiza las últimas décadas y la evolución en España de la pedagogía laboral.

El Colegio de Pedagogos de Cataluña contactó conmigo, a través de Esther Galicia solicitando un artículo relacionado con la pedagogía en empresas. El resultado final (página 16) es un «formato texto» de mis primeras clases en la asignatura de pedagogía laboral.

 … Toda esta argumentación no ha sido repentina. Me veo en la obligación de admitir al lector que podemos considerarla mi primera clase para los alumnos que han elegido el itinerario denominado “Gestión Pedagógica de las Organizaciones Sociales, Empresariales y Educativas”, popularmente conocido como el de “empresas”…

A buen seguro que muchos de mis alumnos reconocerán frases, citas y bibliografía de referencia que he repetido en varias de las sesiones en la Universidad.

Podríamos afirmar que la pedagogía estaba presente pero los pedagogos estaban ausentes respecto al entorno empresarial

Es una lectura fácil y crítica respecto a la pedagogía en empresas.

Hasta no convencernos nosotros, los pedagogos y especialmente las facultades de educación de nuestro papel en la empresa, difícilmente lograremos que el sector empresarial se fije en nosotros.

Además hace un rápido repaso histórico de la situación de la pedagogía laboral.

“En nuestro país, la investigación específica en organizaciones laborales, identificada en la Pedagogía Laboral, logra consistencia en los años ochenta, momento en el cual surgen las primeras publicaciones sobre educación y trabajo” (ANECA, 2004, pág. 261)

Y en especial, anima al pedagogo a situar la empresa como un horizonte más en su vida laboral.

El papel de la pedagogía debe aportar más dejando atrás un modelo reactivo y llegar a un modelo proactivo donde la formación se convierta en una inversión más que un gasto, donde su principal objetivo esté centrado en las personas que forman parte de la empresa, y finalmente en la sociedad en su conjunto, tal y como se establece en la mayor parte de los manuales de Responsabilidad Social Corporativa.

La revista Educació I Xarxa, es en formato papel y está dirigida a los pedagogos colegiados de Cataluña. También está disponible en formato PDF en su web: http://www.pedagogs.cat/reg.asp?id=239&i&c=52&sc=72&i=ca

Y ahora lo más importante: esperamos tus críticas, comentarios, sugerencias, etc.

Un ejemplo de la transversalidad de las TIC en pedagogía laboral.

photo-1462146449396-2d7d4ba877d7 (1)
Imagen de dan carlson (unplash)

Después de las creaciones de los alumnos tienes a tu disposición una breve introducción sobre estos trabajos.

Te agradecería cualquier comentario respecto a estos trabajos.

 

 

YOUTUBE

VIDEOSCRIBE Y YOUTUBE



POWTOON. Realización de presentaciones a través de la creación de vídeos con animaciones.

CREACIÓN DE PÁGINAS WEB

 

 

Para visualizar haz clic en la parte inferior: «Powered by emaze»

Powered by emaze

PODCAST

BLOGS (haz clic para acceder)

1 2

LCMS y SCORM (haz clic para acceder)

Requiere un trato especial los muchos trabajos que los alumnos han presentado en su propia LMS, aprovechando las opciones que ofrece MoodleClouds. .

3

 

 

Si quieres acceder Usuario pablo, contraseña pablo

 

 

 

INTRODUCCIÓN

Hace años las TIC irrumpían en los procesos de aprendizaje como la gran revolución. No te rías, pero en su día se llegó a plantear incluso que estas podrían sustituir el papel del profesor en las aulas. No fueron pocos los debates que se plantearon en la década de los 90 relacionados con este tema, y reavivados después con la «explosión» de internet. Como reacción a estos cambios, y otras circunstancias apareció una especificación en educación denominada TIC que se encargaba principalmente de obtener el máximo partido de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación que emergían para incorporándolas a la educación, y especialmente a los procesos de enseñanza aprendizaje.

¿Cómo ha evolucionado? En muchas facetas de nuestra vida las TIC han modificado nuestras acciones. Hacemos gestiones bancarias sin tener que acudir físicamente al banco, pedimos citas médicas, nos comunicamos a través de las redes sociales y un largo etcétera. Podríamos afirmar que las TIC se han «incrustado» en nuestras vidas, y ya son parte de las vidas de aquellos que ahora se están educando.

Continuar leyendo «Un ejemplo de la transversalidad de las TIC en pedagogía laboral.»

Auto diagnóstico de la calidad del diseño de acciones formativas.

Juega con los deslizadores para descubrir la calidad resultante. Reinicia y analiza todas las situaciones posibles. Añade tus comentarios.

Powered by elearningfreak.com

Antes de iniciar la lectura del post te recomendamos que practiques con la aplicación.

El auto diagnóstico no es un modelo matemático. No existe la fórmula exacta para asegurar que una acción formativa de 100% efectiva y eficaz. Sin embargo podemos aproximarnos al modelo ideal contando con los recursos necesarios y explicar distintas situaciones.

Este auto diagnóstico se tiene en cuenta 3 variables principales:

  • Nivel de conocimientos pedagógicos. Podemos considerarlo el eje central, el factor sobre el que se apoyaran los dos niveles siguientes. Los 5 niveles establecidos son representativos, y van desde el nivel más bajo, donde únicamente se desarrollan contenidos sin más objetivo que reflejarlos en un documento, hasta el diseño de contenidos optimizados para facilitar el aprendizaje, que consiguen motivar al alumno, que incluyen actividades, simulaciones, etc.
  • Nivel de conocimientos informáticos. Es análogo a las herramientas de cualquier profesional. Sería difícil en la actualidad plantear el diseño de una acción formativa en e-learning sin contar con los recursos informáticos adecuados, especialmente si la acción formativa tiene apoyo en las TIC. Los niveles varían desde conocimientos básicos en edición de textos y PDF, hasta la edición avanzada en HTML y un amplio conocimiento en estándares de formación (SCORM, Tin Can Api, etc.)
  • Nivel de conocimientos en la materia específica. Desde hace años la concepción de que saber de algo es suficiente para enseñar de ese algo ha quedado atrás. Es necesario conjugar este nivel de conocimientos, con los conocimientos pedagógicos, así como los conocimientos informáticos cuando hablamos de e-learning. El nivel más bajo se ha considerado buscar la información de la materia específica en internet y no tener experiencia alguna, ni conocimientos previos. El nivel más alto, disponer de amplios conocimientos y experiencia suficientes para generar contenidos con fluidez.

Además, añadimos algunos “Puntos extras” que se añadirán si además contamos con conocimientos en diseño gráfico, informáticos y elevados conocimientos en LMS.

Cada uno de los niveles incluyen al anterior, por lo tanto, no se puede alcanzar el nivel 4 si no se domina el nivel 3.

De este modelo podemos obtener algunas conclusiones. Por ejemplo, aglutinar todas las virtudes en un solo profesional es una tarea poco probable. Para el diseño de acción formativa de “Muy alta calidad” se necesita un equipo de profesionales. En numerosas ocasiones un único profesional puede aglutinar elevados niveles de más de una categoría, pero difícilmente de las tres.

Ahora, a partir de estos niveles podemos describir distintas situaciones que se aprecian en el diseño de acciones formativas.

Modelo frecuente de acciones de baja muy calidad.

  • Nivel pedagógico muy alto.
  • Nivel informático muy bajo.
  • Nivel específico muy bajo.

1Modelo»Superpedagógico». La pedagogía lo puede todo.Este es uno de los modelos más habituales en cursos gratuitos de muy baja calidad. Los autores de contenidos con conocimientos pedagógicos, y los mínimos exigibles en informática crean contenidos sin tener conocimientos en materias específicas. Se centran en buscar y «pescar» experiencias en internet. Los cursos realmente son soporíferos, pero posiblemente un reducido número de alumnos estudie este contenido. En general los cursos incluyen exámenes con las respuestas correctas a continuación o estrategias similares que faciliten el apto al alumno. La única exigencia se reduce a presentar los exámenes aprobados, y un par de llamadas del tutor sin más objetivo que dejar constancia. Si hay dudas sobre las temáticas, no se pueden contestar. Este modelo es muy habitual en modalidades a distancia o e-learning de muy baja calidad. Se llega a un acuerdo no escrito de intercambiar títulos (para los alumnos) por incentivos económicos para las organizaciones que imparten los cursos. Es una de las grandes lacras de la formación continua.


 

Modelo frecuente de acciones de baja muy calidad.

  • Nivel pedagógico básico.
  • Nivel informático muy alto.
  • Nivel específico muy bajo o ninguno.

2Modelo «SuperTIC». Filigranas sin sentido.Este modelo es rico en recursos informáticos, pero sin objetivos de aprendizaje claros. Animaciones, vídeos, simulaciones etc. todo un catálogo de recursos informáticos, que se centran más en ser un catálogo de la «potencia» tecnológica que lo avala, pero carente de objetivos pedagógicos. Pueden ser acciones divertidas, pero, que al final aportan poco. Además se quedan en un conocimiento muy superficial y poco práctico. Puedes estar horas aprendiendo algo que realmente no es necesario.

 


 

Modelo frecuente de acciones de baja muy calidad.

  • Nivel pedagógico básico.
  • Nivel informático básico.
  • Nivel específico muy alto.

3

Modelo: «todos los alumnos son torpes»Este modelo, muy presente en presencial, pero también en modalidad e-learning, se centra exclusivamente en el conocimiento de la persona. No nos preocupamos de cómo transmitir el conocimiento. Será el alumno el que se tenga que esforzar. Estos modelos, son poco eficientes. En líneas generales, lo podemos describir como una larga exposición verbal o de lecturas en PDF, y en numerosas ocasiones unas evaluaciones complejas, relacionadas con cocimientos que no se han llegado a transmitir…

 


 

Modelo frecuente de acciones de calidad media.

  • Nivel pedagógico muy alto
  • Nivel informático muy alto.
  • Nivel específico muy bajo o ninguno.

4

Modelo «tecnofílico». Las TIC todo lo pueden.Este modelo se centra en las TIC, y se adereza de conocimientos pedagógicos, pero sin contar con la base: los conocimientos de la materia. Suelen ser cursos vistosos y divertidos. Mantienen la atención del alumnado, pero que no haya dudas… que el alumno no quiera llegar más lejos.. que en ese caso, el curso se cae. Los tutores mantienen muy vivo el curso, pero el aprendizaje no es eficaz.La fuente de información de estos cursos suele estar siempre en internet.


 

Modelo frecuente de acciones de de calidad media.

  • Nivel pedagógico muy alto.
  • Nivel informático básico.
  • Nivel específico muy alto.

5Modelo «tecnofóbico»…. las TIC son una pérdida de tiempo.Son cursos que bien podían estar enmarcados en el siglo XX. Son cursos adecuados, pero pobres respecto a los recursos que tenemos en la actualidad. Las TIC no se ven como una aliado, se ven como un enemigo. Es más, en ocasiones la presencia de TIC es forzada, por lo tanto se desprestigia y se ofrece al alumno una visión parcial. Otro aspecto a tener en cuenta es que cómo un alumno tenga conocimientos en TIC, jugará con ventaja respecto al resto, e incluso respecto al profesor en ocasiones. Los alumnos en general se llevan la sensación de que están en un curso poco actualizado.Suele estar más presente en modalidad presencial.


 

Modelo frecuente de acciones de de calidad media.

  • Nivel pedagógico básico.
  • Nivel informático muy alto.
  • Nivel específico muy alto.

6

Modelo repetitivo. El que aprende lo justifica todo.Este modelo no es menos peligroso… es un modelo que se centra en las TIC, y en los conocimientos del profesional, pero dejan al alumno en un segundo plano. Todo se justifica en base a la torpeza de los alumnos. Es un modelo clásico que se ha utilizado frecuentemente. No tenemos que tener presente a los alumnos, es suficiente con montar el curso… y el que no aprenda, que se apañe como quiera. Es frecuente  el binomio de expertos en el contenido y en TIC, sin contar con apoyo pedagógico, sin embargo, poco a poco, no queda más remedio que aportar conocimiento pedagógico. Sin embargo sin el asesoramiento pedagógico adecuado, las acciones  son pobres, carentes de sentido.


 

Modelo frecuente de acciones de baja muy calidad.

  • Nivel pedagógico muy alto
  • Nivel informático muy alto
  • Nivel específico muy alto

7

Modelo «completo»Este modelo nos asegura una acción de calidad. Debe integrar un trabajo en equipo, pero el resultado suele ser de calidad alta. Nos aseguramos no sólo el aprendizaje de muchos alumnos. Todo juega a nuestro favor. El coste en recursos puede ser alto, pero los resultados son eficaces. Este modelo es el ideal, sin embargo no es demasiado frecuente. Requiere altas dosis de trabajo colaborativo, y de continua revisión y re-adaptación de la acción formativa. Se puede someter a un proceso de mejora continua, es un modelo dinámico a diferencia de los anteriores donde el modelo es mucho más estático.


 

Modelo frecuente de acciones de baja muy calidad.

  • Nivel pedagógico muy alto
  • Nivel informático muy alto
  • Nivel específico muy alto

8

 

Modelo utópico.En pocas ocasiones podemos ver este modelo utópico. En el, además de contar con un equipo de profesionales se cuenta con apoyo en cuestiones de diseño e informático. El curso no sólo será eficaz, sino además eficiente. Suelen ser acciones formativas que conjuga lo divertido con el aprendizaje. El inconveniente de este modelo es el coste elevado de recursos.

 


 

¿Hay futuro en las empresa para los pedagogos?. Algunos casos reales.

Título de post ¿Hay futuro en las empresa para los pedagogos?

photo-1434873740857-1bc5653afda8

Ya vamos para el 4º año que en la Facultad de Ciencias de la Educación impartimos el itinerario “de empresas” para los pedagogos. Desde que en el año 96 inicié mi andadura en el sector empresarial como pedagogo, no han sido pocas las reticencias “academicistas” al considerar al pedagogo profesionalmente en el sector empresarial. A los pedagogos se les forma en facultades donde existe un elevado porcentaje de profesores que proceden y desarrollan su profesión en el ámbito educativo formal, y la formación en empresas es algo lejano en las mejores ocasiones y contrario en las peores. Sin embargo, observo desde hace unos años un cambio de tendencia. Las modificaciones de Bolonia lograron que el itinerario de empresas está presente en las facultades de educación (cómo ya lo estaban hace décadas en Madrid y Barcelona), la sequia de oposiciones de estos años de crisis también ha jugado a favor . Desde luego esta observación no es ni mucho menos científica… como tampoco lo era de aquellos que sólo querían que los pedagogos se dedicaran exclusivamente a las “instituciones educativas” cercando el acceso a profesionales que acudían como profesores asociados a las facultades. La Aneca, en un estudio ya señalaba que los pedagogos que encontraban trabajo en su área, lo hacía mayoritariamente en el ámbito empresarial pero desde las facultades hemos dado la espalda a esta realidad.

Pero después de esta riña, centrada en una observación, acudamos a casos reales, por si alguno todavía dudaba en tildarme de demagogo. Vamos a mostrar alumnos que en los últimos años han encontrado trabajo fuera del ámbito escolar.

Con permiso de estas personas, añadiré algunos casos cercanos de alumnos, pedagogos, que han encontrado trabajo en el ámbito empresarial. Vamos a poner caras a esta realidad. Por supuesto, no busco hacer una comparativa respecto a los que han encontrado trabajo en el ámbito reglado mediante oposiciones… no merece la pena. Vamos a abrir nuevas puertas, y para ello no tenemos que cerrar ninguna.


2ce5d89Cristina Clavijo.   https://es.linkedin.com/in/cristinaclavijo

Inició su trayectoria laboral en 2013 con una beca Ícaro. Posteriormente fue contratada en el departamento de formación de una empresa, y en la actualidad desarrollo su labor profesional como autónoma, y con trabajo para un largo periodo de tiempo.

 


 

3709aa1

Miguel Ángel Guillen  https://es.linkedin.com/pub/miguel-ángel-guillén-morales/66/340/417

Miguel Ángel tuvo una primera experiencia de lo más peculiar, y enriquecedora en el sector agrario. Después de su practicum II la empresa decidió contratarlo y hasta la actualidad sigue desarrollándose como profesional. Trabaja temas de Certificados de profesionalidad.


206498b

Antonio F. Díaz.

https://es.linkedin.com/pub/antonio-f-díaz-prados/66/a49/6a4

Se inició con el Practicum en la empresa Euroformac en 2013. Rápidamente se vinculó a la empresa, y en la actualidad, dirige la delegación de esta empresa en Murcia.

 


2e3663aMiguel Ángel Suvires

https://es.linkedin.com/in/suvires

Hace un par de años, una pedagoga, directora de formación en una empresa cuya actividad principal es la formación, debía abandonar su puesto al superar las oposiciones. Solicitó a la Facultad alguien que le pudiera sustituir, y desde ese momento la persona recomendada sigue en el mismo puesto. La empresa es Mainfor.


 

AAEAAQAAAAAAAATKAAAAJDAwNTI4NmVlLTlhNWMtNDMwZi1iZTUzLTYzYjEzMDkwZmU4MA

María Tudela

https://es.linkedin.com/pub/maría-tudela/90/6b6/a9b

Se incorporó con beca Ícaro, y está a la espera de su renovación en una importante empresa de formación para realizar un proyecto de creación de contenidos.

 


 

AAEAAQAAAAAAAAJGAAAAJGFjNjFhNGU0LWM0NWYtNDQ0OS1hOWMzLWUzOTQwMGE3NWU5ZQ

Virginia Espinosa.

https://es.linkedin.com/pub/virginia-espinosa-sánchez/90/86b/546

Inició su trayectoria en el Practicum II de la Universidad en otra empresa. Posteriormente, una vez se inició en la edición de contenidos, y posteriormente en la administración de campus virtuales, una empresa requirió de sus servicios. En la actualidad comparte tareas de formación con tareas de gestión.


AAEAAQAAAAAAAAQgAAAAJDI3NmExYWIxLTQ1OGYtNDJlMy04NTBjLTA2YjA1OWNkN2M4NQ

Romina Gisel Marzetti

https://es.linkedin.com/in/rominagisel

Romina ha sido una de las últimas en encontrar trabajo. Nos describe su situación asi: «Mi camino en por la Pedagogía en centros de formación no reglada, comenzó en 2014 con el Prácticum en Vértice Salud. Desde el momento en que me gradué, hasta hace relativamente poco, estuve buscando de manera imparable empleo en ese sector. Actualmente trabajo en Practifor, como Pedagoga en el departamento de Tutorías.»


AAEAAQAAAAAAAAMHAAAAJDE4MjViMGM2LWI2YjYtNGM2NS1hMjJkLWEwMmRkNjFmNmVlMg

Adrian Valencia.

https://es.linkedin.com/in/adrianvalencia

Adrian es un ejemplo de autoempleo. Propuso, como pedagogo realizar una actividad con los centros escolares de su pueblo. Ha solicitado ayuda al CADE, y se ha movido para generar su propia empresa. La idea ha tenido tan buena acogida que le plantean que se convierta en una actividad continua para todos los años.


 

AAEAAQAAAAAAAAK3AAAAJDc0NzIxNjZhLTlmOWItNGM0OC1iMDU0LTUwNWY4ODJhNGY4OACrisitna Torreblanca

https://www.linkedin.com/pub/cristina-garc%C3%ADa-torreblanca/71/1bb/a25

Hace 9 meses que se incorporó con una beca Ícaro en una consultoría. Desde entonces, además de recibir un incentivo económico, se ha formado en e-learning en tareas de diseño de acciones formativas y tutorización. Esta experiencia le ha empujado a iniciar un Master en E-learning en la Universidad de Sevilla.


AAEAAQAAAAAAAALGAAAAJGViOTQyOTUxLTlmOTgtNGMyOC1hY2U2LTk0MDhmMjI2YWRlYwAna Cabello.

https://es.linkedin.com/pub/ana-rocío-cabello-becerra/66/2a9/226

Ha empezado a trabajar en una asociación por las tardes en dos programas: el plan de acompañamiento por las tardes con un grupo de niños de primaria, y en el programa de la Caixa pro infancia con un grupo de ESO. Ana trabaja también los fines de semana en una Ludoteca. En la actualidad es la responsable, y desarrolla talleres, juegos libres, juegos dirigidos, dinámicas, etc.


 

IMG-20151126-WA0004(1)Pilar Linares

https://es.linkedin.com/in/pilarlinares

Antes de terminar su grado, ya se ha incorparado al mercado laboral. La Fundación Aula Smart le ha ofrecido su primera oportunidad gracias a una beca remunerada.  Sus funciones son entre otras: Tutorizar cursos de formación online, creación de material didáctico, desarrollo de manuales de formación, apoyo al departamento de formación.


AAEAAQAAAAAAAAJNAAAAJDdlNTYyYTZmLTExMjgtNDQyYy04ODIxLTFkMGFhMTNlZDhjZABelén Cañete

https://es.linkedin.com/in/belén-cañete-casas-b1aa6bb7

Belén está compartiendo aventura con Pilar. Ambas desarrollan su labor en Fundación Aula Smart aun si haber finalizado sus estudios. Las funciones de Belén son análogas a las de Pilar: Tutorizar cursos de formación online, creación de material didáctico, desarrollo de manuales de formación, apoyo al departamento de formación.


AAEAAQAAAAAAAAL_AAAAJDMyZTdiNGM5LTJkZWMtNGY0Ny1hYzZlLTBjZTU1YWI5MmEyYgÁngela Rodríguez

https://es.linkedin.com/in/ángela-rodríguez-genol-759841bb

Ángela, a pesar de no heber finalizado su grado tiene ya experiencias anteriores en SIPADAN. Realizó su practicum en esta empresa, y sigue perfeccionando su labor como pedagoga, pero ahora con prácticas remuneradas. Su proyecto actual es ambicioso y coordina un equipo de tutores en cursos e-learning.


Natalia Díaz.

https://es.linkedin.com/in/natalia-díaz-lópez-54314b67

Natalia no es un caso más. Natalia ha decidido montar su propia empresa. Su trabajo se centra en impartir clases particulares a niños de educación primaría, en atención a la diversidad. Trabaja contenidos conceptuales y desarrollo de habilidades en las personas. Su trayectoria en una empresa familiar ha influido en su espíritu emprendedor.

Cuando los alumnos se convierten únicamente en clientes

fraudeHace unos años en un curso impartido por una prestigiosa organización, sobre temas de implantación de sistemas de calidad en organizaciones educativas, se reunían como alumnos directores de centros, gestores de otras organizaciones relacionadas con el aprendizaje, y jefes de estudio. Los profesionales que impartían en curso eran auditores de reconocido prestigio y dilatada experiencia en auditorias, implantación de sistemas de calidad, etc.

Tras las presentaciones de rutina, la primera afirmación realizada al iniciar el curso, decía algo así: Las modificaciones de la nueva norma ISO acentúan el papel del cliente. Un avispado alumno, interrumpió y pregunto: ¿quiénes son los clientes en mi centro educativo?, la respuesta del auditor fue firme: los alumnos. Esa respuesta supuso un mal inicio. A partir de ese momento, la acción formativa entró en proceso de barrena. Había voces que decían que los clientes además de los alumnos eran los padres, otros añadían que la comunidad, y otros, en general afirmaban que era la sociedad en general. Incluso de afirmaba que los alumnos nunca podían ser clientes.

Los docentes cometieron un error: Iniciar una acción formativa sobre la implantación de una norma de calidad que pone su enfoque en el cliente y sin embargo, no ser capaces de reconocer a dicho cliente.

El curso tenía de duración de dos semanas intensas (mañana y tarde). Llegar a consenso en esta cuestión respecto a alumno-cliente ocupó dos días, y aunque la herida no llegó a cerrarse, el curso continuaba. Entre otras razones, casi todos los alumnos habíamos dejado nuestros puestos de trabajo, y nos habíamos desplazado desde distintas ciudades del territorio nacional hasta la capital para realizar el curso.

Al final, el curso fue una experiencia muy positiva. Me atrevería a decir que como clientes quedamos satisfechos, pero como alumnos no tanto. Aun así, aquel largo debate despertó en mi muchas inquietudes que he tenido presente en mi trayectoria profesional y sobre las que aun, en la actualidad, tengo serias dudas.

Las instituciones que se dedican a enseñar (formación para el empleo, universidades, o escuelas entre otras) debemos tener muy claro quién es nuestro cliente, estemos o no sometidos a sistemas de calidad. En muchas ocasiones, situar correctamente al cliente puede ayudarnos a entender nuestro fin.

La complejidad de descubrir quien es el cliente, se hace más compleja cuando más se acerca a la madurez el individuo. Si compartimos que la educación, y en especial el aprendizaje es un proceso que está en continuo desarrollo durante toda la vida, el análisis de quien es el cliente puede ayudarnos a descubrir muchos errores.

– escuela. ¿Quien es el cliente? Cuanta más corta edad tiene el educando, más claro está que el cliente no es el mismo educando. La idea de cliente en educación es compleja, pero podemos llegar al consenso siguiente:  en la etapa escolar el principal cliente es la sociedad en su conjunto teniendo presente al alumno, sus compañeros, sus padres, su entorno, la sociedad y la administración competente. Pero ya aquí empiezan los peligros, aunque el educando apenas llegue a percibirlos. Por ejemplo, se sitúa en ocasiones como clientes a nacionalismos gracias a la fácil manipulación que permite el proceso educativo en estas etapas. Sólo esta cuestión, ya es objeto de numerosos debates. ¿Educamos en español o catalán?. La educación secundaria es una etapa de tránsito, pero las diferencias del enfoque cliente se perciben más claramente en la etapa Universitaria.

– universidad.¿Quien es el cliente? El alumno es adulto, y por tanto, se considera también como cliente. Por ejemplo, si hay asignaturas optativas, este cliente puede buscar la opción más económica de esfuerzo, en lugar de la más adecuada a su perfil o capacidad, o la que más aprendizaje genere. No nos debe sorprender. ¿Qué podemos esperar si los alumnos han accedido a una titulación en  función de una número (calificación) que resume todo su proceso educativo y en muchas ocasiones es ajena a sus interese vacacionales?. De la misma forma, este alumno – cliente tenderá en muchas ocasiones a seleccionar a los docentes más «suaves», las asignaturas menos exigentes, etc.

Pero afortunadamente, en esta etapa también hay más clientes presentes y de peso. Se debe atender a las exigencias normativas que establecen un número de asignaturas troncales de carácter obligatorio, un número de creiditos, etc. En estos casos la balanza se inclina más hacía el papel de alumno y debe superar los mínimos para alcanzar su titulación. En este punto también nos extenderíamos si consideramos que posición ocupan los alumnos respecto a su posición de clientes en Universidades privadas respecto a públicas, o incluso en los títulos de postgrado respecto a los grados, o entre distintas facultades de una misma Universidad. Si debemos destacar la insatisfacción actual de un cliente muy importante: la sociedad en general, y el tejido empresarial en particular que consideran que la preparación universitaria no se orienta al mercado laboral.  Hay un grave peligro, y es que la Universidad se oriente casi exclusivamente al cliente – alumno y a los requisitos administrativos dejando atrás al cliente principal: la sociedad como ocurre en la siguiente etapa.

– formación continua. ¿Quien es el cliente? Durante la etapa más larga del individuo, la etapa laboral, se desarrollan numerosas acciones formativas, la mayor parte de ellas gracias al sistema de Formación para el Empleo (FTFE) y otras organizaciones y administraciones que ofrecen formación continua. Esta etapa es la más reciente, en comparación con madurez que tiene el sistema escolar, o el sistema universitario. En la actualidad todos entendemos que la formación es un proceso continuo. Pobre de aquel que piense que lo que  aprendió en la Universidad o en la Formación profesional es suficiente para desarrollar toda su vida profesional si necesitad de actualizar sus conocimientos. Sin embargo, esta etapa  tiene un grave peligro: convertir al alumno en el único cliente del proceso de aprendizaje. Un ejemplo son los cursos de la FTFE donde sólo supone beneficio económico para las empresas que organizan los cursos aquellos alumnos que superan el curso. Dicho de otra forma, si el alumno no supera el curso, la empresa no se beneficia. Este genera una situación perversa:  el alumno cliente se contenta en muchas ocasiones por alcanzar la titulación, aunque no haya aprendizaje, la empresa que organiza el curso se lleva su incentivo económico al aprobar al alumno. El círculo se cierra, y un tercer cliente, la sociedad que estaba más presente en la etapa escolar, menos en la Universitaria, en esta etapa está ausente. ¿Y qué ocurre con la administración? En líneas generales no han sido  capaces de ser clientes exigentes, ocupando una posición testimonial. Sólo en ocasiones donde la situación llega a ser escandalosa, como por ejemplo cursos sin alumnos, pero que sin embargo aparecen alumnos aprobados. Pero no hay que esperar a situaciones tan delirantes. Un ejemplo es la reciente proliferación de cursos a distancia. Hay cursos, muchos cursos a distancia que tienen manuales horrorosos, pero este hecho carece de importancia pues al final de ese manual aparece el examen y la hoja de resultados. Es más, cuando más malo es el manual, más se tenderá a recurrir a realizar los exámenes sin mirar el manual y recibir el título pertinente… eso si, los tutores llaman periódicamente, preguntan cómo va la cosa, y con esto y el examen la justificación es plena. Nuestro cliente, la sociedad, nosotros mismos, aquellos que apuestan por la adquisición de competencias, por la formación durante toda la vida, etc. paga 5 € por hora de curso y alumno. No vamos a entrar en cómo se calcula el número de horas, además tampoco tiene mucho sentido si apenas nadie lee los manuales. Si por el número de páginas (no creo que haya otro indicador) el alumno se estima que tarda en leer el manual 50 horas, entonces cada curso tiene un coste de 250 €. Si conseguimos 10 clientes, tenemos unos ingresos de 2.500 € por cada edición. Si conseguimos 10 ediciones, podemos alcanzar los 25.000 €. ¿Cuántos alumnos de los 100 que hemos añadido en el ejemplo habrán leído el manual? ¿cuántos de los que lo han leído habrán aprendido algo? ¿supone algún beneficio para la sociedad? Lo único que tenemos claro es el coste. Hay quien considera estafa añadir alumnos ficticios, yo también considero estafa este sistema de titulaciones a distancia. El sistema de formación continua ha llegado a tal perversión que el aprendizaje ha quedado relegado a un tercer o cuarto puesto. En primer lugar, obtener situaría obtener beneficios (se haya generado o no aprendizaje), en segundo lugar que los alumnos obtengan un título (se haya generado o no aprendizaje), y en tercer lugar, me atrevería a decir que las administraciones puedan publicitar cuanta formación se desarrolla en nuestro país (se haya generado o no aprendizaje). Si esa formación, realmente aporta poco, mucho o nada a la sociedad queda muy atrás. El alumno, peligrosamente, se convierte únicamente en cliente, y deja de ser alumno.

¿Qué soluciones se proponen?. Hay muchas, pero yo arrimaré el ascua a mi sardina. No concibo a nadie ejerciendo la abogacía sin ser abogado, no concibo a nadie ejerciendo la medicina sin ser médico, o la psicología sin ser psicólogo, ¿Cómo es posible que el aprendizaje se realice sin expertos en aprendizaje? ¿Quiénes son los expertos en aprendizaje?. Desde mi perspectiva, no carente de cierto sesgo, considero a los pedagogos como los profesionales adecuados.

En un encuentro reciente de personas que trabajan en la formación continua, atendí no sin estupor a muchas afirmaciones que se realizaron, respecto a la mala gestión y la burocracia de las administraciones, a la compleja madeja legislativa, a las dificultades del sector, y un largo etc. En ningún caso, nadie habló de la pedagogía, del aprendizaje, o de la eficacia de su acción en la sociedad. Todos querían satisfacer al cliente administración, al cliente destinatario de la formación, y elevar sus beneficios sin tener presente en ningún caso a la sociedad como cliente. Tal vez lo dieran por hecho, o que quedaba en un cuarto lugar. Lo peor, es que esto es visible desde hace años. Los casos de estafa son por alumnos irreales, o cursos inexistentes, pero ¿cuanto queda todavía para alcanzar el nivel donde los cursos inocuos en aprendizaje sean considerados también como estafas? ¿Cuánto hasta que se considere que exista una relación directa entre el aporte de la inversión realizada a la formación y la sociedad?

En un mundo ideal, los clientes serán alumnos cuando la educación les facilite una capacidad crítica suficiente para no tolerar cursos que sólo te aportan un título sin que ello suponga aprendizaje o utilidad alguna.

Recientemente me entrevisté con un propietario de varios centros de enseñanza, muy curtido por los años en la formación, y posiblemente imputado en el caso Edu. Le comenté la opción de disponer de pedagogos en práctica en su empresa. Su respuesta, en parte provocada por el orgullo ante el desconocimiento de quienes son los pedagogos, y que tenían que ver con su empresa fue la siguiente: de acuerdo, pero yo ya tengo un economista.Por último, añado este debate sobre los recientes casos de estafa:

Pedagogía laboral…un “cuerpo extraño” en las Facultades de Educación.

Imagen de giulia.forsythe

La mayor parte de los profesionales de la educación estamos de acuerdo en estas dos afirmaciones. Primera afirmación, la educación, es un proceso que ocupa toda la vida de la persona. La segunda afirmación es que la capacidad de aprender tampoco de limita a una etapa.

Hemos establecido materias en nuestra facultad que tratan sobre la educación de adultos, estudiamos distintos métodos de aprendizaje y se establece que la educación está presente en practicamente todos los ámbitos, con clasificaciones como educación formal, no formal, e informal, o reglada y no reglada, etc.

Hasta aquí todo bien. Es más, si somos consecuentes, aunque cada vez se alarga más la educación inicial de la persona (etapa de educación obligatoria, formación profesional, universidad….), la etapa de la vida más amplia sigue siendo la laboral. Tanto en el sector público, como en el sector privado, la formación continua juega un papel fundamental en las posibilidades de promoción personal y profesional, siendo en muchas ocasiones imprescindible para mantener la competencia profesional.

Como resultado, más de la mitad de los pedagogos titulados terminan trabajando en el sector empresarial. Puede sorprender esta situación, pero los datos así lo demuestran. Es suficiente con consultar el Libro Blanco del Título de grado de pedagogía y educación social publicado por la ANECA. ¿Y que hemos hecho desde muchas Facultades de Educación? Hemos dado la espalda a esta realidad. En la Comunidad Autónoma a la que pertenezco, Andalucía, se ha retrasado su implantación casi hasta que ha sido inevitable. En Madrid llevan una larga trayectoria. En Barcelona también.

Ahora que ya está aquí, con los planes de Bolonia, parece que la pedagogía laboral es un «cuerpo extraño» en las Facultades de Educación. No es una sensación, ni tampoco una pataleta. El reflejo lo podemos ver en muchas áreas. Por ejemplo, existen serias dificultades para encontrar empresas donde los pedagogos puedan desarrollar su labor. Debemos iniciar una red de contactos en el ámbito empresarial. Otro ejemplo, cuando buscamos lecturas, el número es muy reducido respecto a otras áreas. Las Facultades han primado el acceso de profesores con experiencia en el ámbito escolar. Han premiado méritos escolares, y ahora, deben tener presente también los méritos en el ámbito empresarial.

Como pedagogo que trabaja en empresas desde hace más de una década, he vivido en primera persona miradas «raras» al decir en mi Facultad que trabajaba en una empresa. Actualmente esta misma facultad, debe formar a pedagogos para el ámbito laboral. En una de las ponderaciones de mi curriculum, uno de los departamentos, multiplicó por 0.10 mis méritos: diez años de experiencia en el sector empresarial multiplicados por 0.10 eran equivalentes a un año de experiencia en el ámbito escolar. Otros departamentos, lo valoraron de forma equitativa a otros profesionales de otros ámbitos. Desde mi posición, realizo una discreta llamada de atención a aquellas áreas de conocimiento con apellido escolar: deberán limitarse a su apellido, o ampliar su contexto, yo, por supuesto, les invito a ampliar su contexto. Tengamos en cuenta que el ámbito escolar también está cercano a la empresa… no hay más que ver a que ritmo quieren privatizar la educación aquí en España. Los colegios privados son empresas, muchos de ellos con un ambicioso ánimo de lucro.

¿Y tenemos alguna solución? Pues desde mi perspectiva la solución me la ofrecieron en repetidas ocasiones durante mi formación universitaria como pedagogo en la década de los 90. Es más, desde esa perspectiva me lleva a considerar como otra hipocresía más dejar el ámbito laboral a un lado. Cuando hablamos de pedagogía, hacemos referencia a trabajar con personas con dificultades de aprendizaje, a trabajar con colectivos desfavorecidos, con colectivos excluidos, etc. Creo que es parte de la belleza de nuestro trabajo. Si consideramos que uno de los males de nuestra sociedad es un encarnizado capitalismo, una orientación excesiva al ánimo de lucro, y uno de los problemas sociales radica en el ámbito empresarial ¿no nos debería llevar nuestra «filosofía» a preparar profesionales que puedan mejorar este ámbito empresarial tan precario? ¿hacerlo más democrático, más participativo? y no se asusten con lo que voy a decir:  y además hacerlo más productivo y rentable. ¿No es oportuno que seamos vehículo para que personas con poca cualificación puedan mejorar su  empleabilidad, su mejora personal y profesional?  Eso si, tengamos en cuenta que la mejora de los individuos pertenecientes a organización empresarial, da generalmente como resultado un mejora de la misma organización empresarial. Da como resultado una empresa más competitiva. Y ser competitivo, es, ni más ni menos que el resultado de la configuración de nuestro sistema de educación. Lo importante es como tratar esa competitividad para que no sea dañina, tanto en el sector educativo, como en el sector empresarial.

Si los profesionales de la Educación vamos a aproximarnos a este ámbito (y debemos hacerlo), tiene que ser desde una postura sincera, humilde, reconociendo que nos queda mucho por aprender y mucho por hacer. Vamos a un ejemplo más gráfico, y centrado en la realidad. Si tengo que escribir un artículo en una revista, y me solicitan al menos 3 referencias bibliográficas a esa misma revista, y esta no tiene publicado ni un sólo artículo del ámbito laboral, jamás se publicará un artículo en esa revista. A lo mejor es su intención, pero no es un buen inicio.

Además, el sector de la pedagogía laboral no sólo tendrá dificultades por la falta de referencias bibliográficas, sino que además, a diferencia del ámbito escolar, cada empresa o cada sector productivo tiene unas características determinadas, no existe la «alineación» del ámbito escolar sometido a una rica y extensa legislación nacional. También es destacable el hermetismo de las organizaciones empresariales a exponer públicamente su organización interna.

Recientemente he recibido de una prestigiosa revista, de las escasas que ha dedicado varios artículos a la pedagogía laboral,  dos críticas (por el sistema de evaluadores ciegos) sobre un mismo artículo. La primera dice literalmente: «Se dan opiniones o se comentan datos anecdóticos. El tratamiento dado al tema es superficial.», en el mismo apartado, indica el otro corrector «Totalmente fundamentado, actual y con aportaciones pertinentes y adecuadas». Siendo sinceros, me cuesta trabajo adaptar el artículo a las dos correcciones. ¿Qué solución aplicamos? ¿podemos considerarlo un síntoma más de la falta de acuerdo, de la juventud de esta área en la mayor parte de las Facultades de Educación?

Desde mi perspectiva, la apertura, la tolerancia, la pluralidad, la educación durante toda la vida, y otras muchas expresiones muy frecuentes en la facultades de educación me recuerdan a un chiste. Una persona de raza blanca le pregunta a otra «¿eres racista?». La otra persona contesta: «Ni mucho menos». La siguiente pregunta que le hacen es: «¿permitirías que tu hijo se casara con una persona de raza negra?», y  la respuesta vuelve a ser «Ni mucho menos. Pero una cosa no tiene que ver con la otra». Pues considero una situación similar cuando hablamos de pedagogía laboral muchos dicen no tengo nada en contra, pero cuando llega la realidad, descubres que los cambios son lentos, y generalmente provocan reacción.

La pedagogía laboral no es un cuerpo extraño. Es una extensión más de la evolución personal y profesional del individuo en una sociedad que cada vez exige más aprendizaje en menor tiempo, y durante toda la vida.

Firmado: un pedagogo, que desarrolla su profesión en el ámbito laboral.