m-elearning… ¿pero eso que es lo que es?

Iniciaré esta entrada con una experiencia personal. Del día a día.

Hace unos años, tenía un móvil de última tecnología (en la época una PDA con Windows mobile). Tenía la posibilidad de acceder a Internet. Con mucho trabajo por hacer, y sin embargo, estaba sentado en el coche y sabía que me quedaba una larga espera. ¿Para que perder el tiempo? Probaré si me puedo conectar al campus. Me sorprendió que podía acceder… La pantalla me mostraba el campus, eso si, en miniatura.

Comencé a leer mensajes. Ajuste el tamaño de pantalla, y poco a poco leía los mensajes, e incluso me atreví a contestar alguno. Accedí a lo foros, a las evaluaciones, puntúe y un largo etc.

Estuve un total de dos horas. Sin embargo, el rendimiento de mi trabajo, no llegó a ser más de 15 o 20 minutos empleados en el PC de casa. Terminé cansado de usar el lápiz de la PDA, de mover con los dedos la pantalla para moverme de un sitio a otro, con dolor en el cuello por la postura, con dolor de brazos por la tener que usar las dos manos (una para sostener, y otra para usar el lápiz), etc.. Conclusión: Si en lugar de intentar trabajar con el móvil, hubiera descansado, posiblemente después hubiera rendido mucho más en el PC de casa.

Aprendí una lección importante: los móviles (PDA en mi caso) no erán útiles para realizar formación elearning: por ergonomía, por tamaño de pantalla, etc… Es más, no creo que a nadie que tenga un PC delante, se le ocurra coger su móvil para realizar un curso.

Esta anécdota siempre me venía a la mente cuando leía “mobile learning” o mlearning. Cuando he profundizado en el tema, me encuentro dos posiciones muy similares:

– Por un parte, mlearning hace alusión a la posibilidad de formarte desde dispositivos móviles. Entiendo por dispositivo móvil el teléfono. Un portatil, literalmente también es un dispositivo móvil… pero en ese caso, es metodología elearning…por lo tanto, no deberíamos catalogarla como mlearning.  Considero que si mlearning es formarte desde tú teléfono móvil vas a tener muchas dificultades. No es razonable. No es cómodo. Es difícil leer y escribir: dos procesos básicos en la formación, y el aprendizaje. CONCLUSIÓN: Si hacemos referencia a la movilidad…no hay diferencia entre un portátil y un móvil… con los dos te puedes mover. En el primer caso sería e-learning, y en el segundo, sería muy dificil formarte. No tiene sentido asignar el término mlearning. Es más, no tiene sentido diferenciar a un tipo de formación por el dispositivo que vamos a usar… sino sería también oportuno crear los términos de “Portatil-learning”, “PC sobremesa learning”, o “Tablet PC learning”… términos todos ellos bastante mal sonantes y sin sentido.

Vamos a la segunda opción.

– Por otra parte, muchos autores consideran que la modalidad mlearning hace referencia a la capacidad de los móviles de realizar algunas funciones como ver un vídeo (o generarlo), escuchar una locución (o grabarla), realizar una foto (o visualizarla), etc.y aplicar estas utilidades a la formación e-learning. En ese caso, podríamos argumentar que realmente el móvil es una herramienta que puede ser sustituida por una cámara de fotos reflex para mejorar la calidad, y no por ello podemos realizar una terminología nueva “camara learning”. ¿Que lo teléfonos actuales son muy polivalentes? No lo dudo. Es más lo disfruto, pero que se merezcan crear una nueva metodología de formación… creo que son una herramienta más en el proceso de formación. Por supuesto son de gran utilidad, pero una herramienta más que en caso de ser sustituida una de sus funciones por un dispositivo específico para tal función (cámara de fotos, cámara de video, grabadora de sonidos, etc… ) ¿seguiría llamándose mlearning? ¿excluiremos a todo aquel que no tenga un móvil capaz?

En conclusión, creo que nos hemos nublado con la “tecnofilia”. No creo que el uso de móviles merezca una nueva catalogación. Internet, y por tanto a modalidad elearning han posibilitado distintos modelos de formación más accesibles en tiempo y espacio, y más limitados en contacto humano. El uso de una herramienta para desarrollar estas acciones u otras de carácter presencial no deben designar una categoría.

Veamos algunos ejemplos del empleo de móviles como herramientas bastante interesantes:

 

octubre 1, 2011

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario