“Gamificando” en Moodle. 5 Consejos para iniciarte.

Ha llovido mucho desde que Froebel (Fröbel), pedagogo alemán del siglo XIX, considerara el juego como una herramienta útil para el aprendizaje. En su libro La educación del hombre publicado en 1826 escribía:

El juego es el más puro y espiritual producto de esta fase de crecimiento humano. Es a un mismo tiempo modelo y reproducción de la vida total, de la íntima y misteriosa vida de la Naturaleza en el hombre y en todas las cosas.

Sus ideas influyeron en el pensamiento de otros pedagogos como Montessori o Pestalozzi. No vamos a recrearnos históricamente, pero tampoco es apropiado indicar que el juego como estrategia para favorecer el aprendizaje se ha inventado hace 15 años. Sólo con pasear por cualquier guardería descubriremos que no es cierto. Afortunadamente para la gamificación llevamos mucho andado en esto de los juegos educativos.

Podríamos haber elegido el ejemplo de la juguetería en lugar de la guardería pero la gamificación se acerca más al tipo de juguetes que podemos encontrar en una guardería. Estos juegos y juguetes están orientados educativamente, sin embargo, en jugueterías podemos ver juegos a veces no orientados y en ocasiones opuestos a fines educativos. Eso si, todos los juegos y juguetes tienen un denominador común: su orientación lúdica.

Para definir la gamificación partiría de la definición de juego de la RAE: “Hacer algo con alegría con el fin de entretenerse, divertirse o desarrollar determinadas capacidades.” Mi definición de gamificación sería casi la misma, donde dice “o” yo lo cambiaría por “y”. Por otra parte centraría la capacidad en el aprendizaje. Quedaría este resultado:

“Gamificación: Hacer algo con alegría con el fin de entretenerse, divertirse y desarrollar aprendizajes.”

¿Qué implica “gamificar”?. Requiere dar una vuelta de tuerca más a la creación de contenidos didácticos, al diseño de acciones formativas, pero partiendo de una ventaja:. cualquier actividad que sea entretenida y divertida favorecerá el aprendizaje. No sólo es diseñar actividades divertidas, o que faciliten aprendizajes, es hacer las dos cosas a la vez. Ahora toca remangarse y diseñar para afrontar este reto pedagógico.

Desde un blog, no me atrevo más que a ofrecer unos mimbres para diseñar acciones formativas. Espero que puedan ser de ayuda para orientar o inicia a más de uno.

1º diseño de las insignias.

Las insignias son pequeños logros alcanzados, representadas por iconos que nos recuerdan a los escudos de la época medieval o las medallas deportivas. Para crearlas puedes usar cualquier programa de diseño. Sin embargo, si no tienes conocimientos, o no tienes mucho tiempo te sugiero que visites: https://www.openbadges.me. Desde esta página puedes generar con facilidad numerosas insignias que te serán de gran utilidad para la gamificación… no sólo para Moodle, sino para cualquier otra actividad.

Te añado algunos ejemplos:

 

 

 

 

 

 

2º Moodle, insignias y etiquetas.

Imagen 1

Imagen 2

Si te mueves un poco con Moodle seguramente conoces las etiquetas (imagen 1). Los usamos para añadir títulos o rótulos en los cursos de Moodle. Pueden contener imágenes y textos. Hasta aquí todo normal. Seguro que te estás preguntando ¿dónde esta la gamificación? Pues mi propuesta es que uses las “Restricciones de acceso” de estas etiquetas. Más información aquí

Por ejemplo, añado una insignia (de las diseñadas en el punto 1) para aquellos que lleven un buen ritmo del curso. Si el curso dura 30 días, y tiene 10 actividades premiaremos a todos los alumnos que hayan realizado 5 actividades antes del día 15. Por ejemplo insignia por mantener el ritmo adecuado. Para ello programamos si el alumno tiene superadas las actividades 1, 2, 3 4 y 5 antes del día 15 se muestra esa etiqueta. Mientras no cumpla las condiciones estará oculta y no visible (no reitero… es que desde Moodle se diferencia entre oculta que se ve en tono tenue y no visible que no se ve)

Otro ejemplo sería condicionar una etiqueta en caso de que el alumno superen con más de un 95% una actividad. Podríamos diseñar una insignia de “Matrícula de honor” que formará parte de la etiqueta que será mostrada sólo si el alumno supera con más de un 95% la actividad.

Así podríamos añadir numerosos ejemplos, teniendo presente que las etiquetas de Moodle podemos condicionarlas a combinaciones de restricciones de fechas, calificaciones, grupos, agrupamientos, perfiles, finalización de actividades, y nivel. Lo de nivel, si sueles usar las restricciones te habrá sorprendido… pero lo vamos a explicar en el apartado siguiente.

Más información sobre restricciones aquí

Antes de continuar te invito a leer con detalle este documento de la UPM que te ayudará y que ha sido base para los dos puntos expuestos hasta ahora. http://serviciosgate.upm.es/docs/asesoramiento/Gamificar_Moodle.pdf

IMPORTANTE: Debes saber que estas insignias, y esta gamificación es sólo a nivel de curso… nada tiene que ver con las insignias de Moodle que se aplican al perfil del alumno, o curso. También podrías usarlas, pero en este ocasión, hemos limitado su uso a un curso, sin hacerlas extensibles al perfil de los alumnos. Más información en el punto 5º

3º Level up! o Subir de nivel.

Este es un extra que debemos añadir como administrador de Moodle. Lo puedes localizar aquí: https://moodle.org/plugins/block_xp.

Level up! contará la actividad de cada alumno asignándole puntos. Cuanto más interactúa con actividades, foros, lecturas, etc. más puntos irá adquiriendo (imagen 3). Estos puntos te permiten ir subiendo de nivel (imagen 3), y como hemos indicado en el punto anterior se integra con las restricciones de Moodle, lo que es todo un detalle. Además informará al alumno cada vez que alcance un nivel(imagen 4).

Imagen 3

Imagen 4

Pero lo más llamativo es el ranking (imagen 3). Este ranking permite al alumno ver en qué posición se encuentra respecto a sus compañeros. Es probable que pienses que en adultos esto no tiene mucha importancia… te invito a que lo pruebes; te sorprenderá.

Por último, señalarte que este extra es muy flexible respecto a su configuración y que está en español.

4º Diseño de contenidos.

Tal vez esta sea el punto más importante de todos, y sin embargo al que trataremos con menor dedicación, puesto que dependerá mucho del software de edición de contenidos que utilices.

Realmente considero que las plataformas o campus virtuales son un soporte necesario, pero el diseño de los contenidos y el diseño pedagógico del curso tienen un papel mucho más protagonista. Podemos tener una plataforma fantástica pero sin un aprovechamiento pedagógico adecuado de poco nos servirá.

En la actualidad existen numerosas herramientas para diseñar contenidos que nos brindan infinitas posibilidades. Si queremos contenidos gamificados, la mayor parte de las herramientas, actualmente se quedan cortas, aun así podemos orientarnos a contenidos gamificados con varias variables.

La primera de ellas es el tiempo. Aplicar tiempo limitado a las actividades implica que el alumno preste la máxima atención para superar la prueba. No es lo mismo realizar un examen, que un examen a contrarreloj. Si le sumamos que el examen permita ver los errores, y volver a repetirlo, conseguiremos que el alumno memorice las preguntas y mejore su velocidad. Si para evitar ese efecto añadimos un universo de 20 preguntas para un examen de 10, le daremos aún más emoción y el alumno se aprenderá bien las 20 preguntas. Ahora que queda pensar al revés: consideremos que las preguntas son el contenido del curso. Expresado de otra forma, el alumno no está realizando exámenes, está realizando ejercicios que le facilitarán el aprendizaje.

Evidentemente este ejemplo es sencillo. No todo lo podemos solucionar añadiendo un reloj. Debemos diseñar actividades acordes a los objetivos de la acción formativa. Un recomendación es copiar las estrategias de juego presentes en otros contextos. Desde el modelo de los concursos tipo 50X15, juego clásicos como el ahorcado, trivial o podemos realizar un esfuerzo mayor y copiar modelos más complejos de tipo simulación, construcción, etc. Eso sí, la inversión suele ser elevada en el desarrollo de estas actividades.

Podemos diseñar actividades de juegos con eXelearning, Jclic, o con Articulate Storyline, todas ellas se exportan a SCORM, y todas ellas, una vez importadas en Moodle, cada vez que se realizan suman puntos.

Un último consejo, gamificar no significa que todo vale por estar expresado a modo de juego. Los formación en adultos tiene una serie de características que debes tener presente. Juegos excesivamente infantiles pueden aburrir, o no ser nada productivos.


5º Badges o insignas de Moodle.

Los 4 puntos anteriores hace referencia a la gamificación de un curso (entendiendo curso como los cataloga Moodle). Sin embargo, podemos crear insignias que se asignan al perfil del alumno partiendo de un curso. ¿Qué problema tiene esto? Pues que realmente, si los alumnos ganan muchas insignias, en muchos cursos, su perfil se verá “saturado”. Por lo tanto, cuando usamos insignias en Moodle debemos tener presente que estás se aplicarán al perfil del alumno, y permanecerán aun cuando eliminemos el curso. Esto tiene sus ventajas y desventajas. No tienen el mismo tratamiento cuando usamos Moodle en la Universidad con alumnos, o con trabajadores en el campus de su empresa, o con cursos que hacemos en plataformas ajenas. Sin entrar en el tema de las mochilas  y la posibilidad de exportar estas insignias. Si quieres concocer algunos detalles más, te recomiendo: http://epedagogia.es/insignias-en-moodle-y-sus-ventajas/ y https://docs.moodle.org/all/es/Insignias
Vayamos al grano. Los condicionantes son prácticamente idénticos a los expresados en el punto 2, sin embargo, las insignias en Moodle se aplican al perfil de cada alumno. Es más, podemos eliminar el curso que originalmente generó la insignia, y a pesar de ello esta seguirá en el perfil del alumno. Por lo tanto, la aplicación de insignias de Moodle deben ser tratadas con cautela. Si tenemos previsto que un alumno realice 10 cursos por año, y cada curso tiene 5 insignias posibles, es fácil deducir que en 5 años, un alumno podría acumular 250 insignias. Por lo tanto, es preferible usar etiquetas (punto 2).

Podemos ofrecer insignias por ser el más participativo en un curso, por aportar material didáctico, o cualquier otra acción particular. Mi recomendación es usar estas insignias para aquellos alumnos que han superado un curso, o un conjunto de ellos, y ocasionalmente para menciones especiales (alumnos muy brillantes o que han dedicado mucho tiempo), puesto que estas insignias de Moodle son mucho más pomposas, no sólo por quedar reflejadas en el perfil sino además por el envío de un mensaje personalizado, por disponer de una firma de quien o quienes las otorgan, y por la opción de ser exportadas.

CONCLUSIONES

Gamificar implica hacer lo más divertido posible al proceso de aprendizaje. Un tosca traducción de la socorrida comparativa con la formación presencial sería ese modelo de profesor, que entretiene, divierte y además enseña.

Ahora te toca pensar como “gamificar”.

Febrero 8, 2017

Etiquetas: , ,

Deja un comentario